Archive for 31 enero 2014

The Hoople

enero 31, 2014

freecovers.net

 

 

Hay una agradable exhuberancia creativa a nivel artístico en la década de los setenta, sobre todo en el plano musical: son abundantes las obras maestras y los artistas que marcaron a toda una generación y, claro, uno ve cómo ciertos grupos o cantantes no han tenido el impacto merecido, pese a haber escrito capítulos sonoros de belleza inmortal.

Es de juzgado de guardia, en este sentido, el caso de los británicos Mott the Hoople. Su discografía al completo jamás deja de seducir al oyente por su calidad y elegancia.

Cada cierto tiempo, hago una pausa, introduzco el album The Hoople en mi reproductor de CD  ( su sonido es mucho mejor que el del reproductor de mp3 ) y me preparo a vibrar y dejar volar la imaginación imaginando historias al ritmo de sus temas.

Iam Hunter y sus compañeros logran aunar pinceladas folk, toques hard rockeros y unas dosis considerables de blues, obteniendo una fórmula sonora inmune al desgaste temporal que siempre te pone los pelos de punta al evocarte un torrente de sentimientos y emociones.

Hay trepidantes homenajes a nuestra música favorita como el inicial The Golden Age of Rock and Roll, un experimento teatral embriagador como Marionette, que ejerció una influencia considerable en Queen Freddie reconoce haberse inspirado en él para dar a luz a su inmortal rapsodia bohemia ), explosiones contundentes de rock como Crash Street Kids , baladas dramáticas como Through the Looking Glass y canciones que te dibujan una sonrisa en el rostro como Roll Away the Stone.

Sin lugar a dudas, The Hoople es uno de los discos con más magia y poesía de la historia de la música popular que merece estar en las colecciones de discos de los aficionados al arte imperecedero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pete Seeger

enero 29, 2014

Pete_Seeger_NYWTS

 

 

Normalmente, no me sientan bien los lunes, ya que rompen con el ambiente  de tranquilidad y asueto propio de los fines de semana, introduciéndote de lleno en una histérica vorágine de pruebas duras y retos, cuya función es poner a prueba tu paciencia.

Puedo llegar a ser capaz de sobrellevar estos aspectos desagradables típicos de los comienzos de semana, pero la cosa puede volverse realmente difícil si, encima, ves cómo se marcha de este mundo el músico norteamericano Pete Seeger, figura clave de la historia del siglo XX.

Claro que se marcha tras haber vivido una larga vida ( ha muerto con noventa y cuatro años ), pero no por ello dejo de sentirme triste. Gente honesta, valiente y luchadora por los derechos de los más débiles no abunda en este mundo, así que es inevitable pensar que todos los que odiamos los excesos del poder echaremos mucho de menos al bueno de Pete.

Además de recopilar canciones populares y escribir temas propios inolvidables como Turn Turn Turn !   ( impresionante la versión de The Byrds ) , se ganó el respeto de todo el mundo e influyó en artistas consagrados como Bruce Springsteen ( The Boss le dedicó un album en el que versioneaba himnos de este luchador incansable ).

 

 

 

 

 

 

 

 

La Soga

enero 28, 2014

rope

 

 

Para mí, Alfred Hitchcock es lo más cercano a un Dios,: poseía un talento desbordante a la hora de crear atmósferas de terror psicológico en una filmografía rayana en la perfección.

Cada vez que oímos su nombre, nos vienen  la cabeza capítulos cinematográficos imperecederos como La Ventana Indiscreta, Vértigo o Psicosis pero infravaloramos otras joyas de muy digno nivel.

Éste es, sin duda, el caso de The Rope ( La Soga ), una inquietante historia basada en la obra de teatro de Patrick Hamilton, rodada en tiempo real, que mantiene en vilo al espectador durante todo el metraje.

Culpa de ello la tiene el descomunal trío interpretativo formado por James Stewart, Farley Granger y John Dall, aunque el resto de artistas también realiza una labor sobresaliente.

Podemso ver también en esta inquietante historia una crítica hacia la crueldad de los sistemas totalitarios, que no tienen reparo a la hora de eliminar a aquéllos que creen inferiores.

Esta película fue un fracaso en su día, cosa incomprensible porque es capaz de resistir la devastadora acción del paso del tiempo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Bebe Le Strange

enero 27, 2014

heart

 

 

Cuando me toca asumir alguna tarea engorrosa, suelo poner música de factura técnica impecable, vibrante y apasionante, ya que así puedo cargarme de fuerza y energía.

Un grupo ideal para estos casos es Heart, excelente sociedad compositiva formada por las hermanas Ann y Nancy Wilson, artistas irrepetibles que han firmado temas legendarios invulnerables al paso del tiempo y abundantes en matices.

Durante estos días, estoy disfrutando de Bebe Le Strange, vibrante y arrebatadora colección de temas donde encontramos momentos de tormenta sonora zeppeliniana como Bebe Le Strange o Down on Me, medios tiempos épicos que te ponen los pelos de punta como Rockin Heaven, pasajes acústicos de belleza celestial, baladas como Sweet Darli y cortes de pop elegante como Pilot.

No entiendo cómo no figura el nombre de Ann Wilson en las listas de las mejores cantantes femeninas porque posee un chorro de voz sobrehumano que no tiene nada que envidiar a Janis Joplin y otras diosas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Horses

enero 24, 2014

horses

 

 

Han pasado ya treinta y nueve años de Horses, fogoso debut de Patti Smith, la poetisa del rock and roll por excelencia  y, tras haberlo escuchado varias veces con detenimiento, sigo pensando que el paso del tiempo le sienta de maravilla a esta oda abundante en decibelios, pasión y trascendencia creativa.

No importa haber escuchado más de mil veces la aguerrida relectura de Gloria, de The Them, a la que esta creadora enriqueció considerablemente con sus resplandecientes letras: siempre sientes escalofríos de emoción al escuchar esa intro de piano sobria pero emotiva y esa voz desafiante que te advierte que Jesús murió por los pecados de alguien pero no por los suyos.

También hay pasajes para la eternidad como esa tormenta sonora formada por Birdland, la urgencia vital de Free Money o escenas sobrecogedoras como Break It Up.

Smith logró ganarse la adoración de muchos fans gracias a su salvaje actitud en escena y su rabia al escupir versos llenos de imágenes alucinantes a ritmo de rock and roll crudo y primitivo aunque también domina pasajes sosegados de dramatismo total.

Todas estas características nos demuestran que  Horses debe ser considerado merecidamente un precedente del movimiento punk.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Researching the Blues

enero 23, 2014

Redd-Kross

 

 

No puedo parar de tirarme de los pelos por no haberme sido posible ir al magnífico concierto que  Redd Kross hizo en Barcelona hace ya tres días.

Además, me cuesta entender que los hicieran tocar tocar el mismo día que Casablanca, otra banda fenomenal de los fríos países escandinavos que se están haciendo con un buena legión de seguidores y el respeto de la crítica musical.

Lo ideal hubiera sido que hubiéramos podido disfrutar de ambas formaciones en días distintos, pero imagino que por cuestiones logísticas sería imposible.

En fin, supongo que podré tener la ocasión de verlos en un futuro muy lejano, ya que el público español suele tratar muy bien a los músicos honrados, trabajadores y talentosos.

Suerte que puedo hacer sonar en mi equipo de música Researching the Blues, el sensacional retorno de Redd Kross, prodigiosa criatura musical obra de los hermanos Jeff y Steve Mc Donald.

Tras un silencio de más de diez años difícil de sobrellevar por sus fans, estos grandes tipos han sabido escribir una colección de canciones muy digna en las que se vuelven a demostrar su sobrecogedora naturalidad a la hora de hacer bellas melodías y combinarlas con sonidos más potentes.

Hay un retorno a sus primeros tiempos garajeros con maravillas como Researching the Blues, Uglier , Stay Away from Downton aunque también nos regalan baladas elegantes como Dracula’s Daughter, Meet Frankestein o joyas de corte beatliano como One of the Good Ones o Winter Blues.

¿ Supera Researching the Blues a sus predecesores ? No, y ni hace falta que hace. Simplemente es un disco diferente, pero acertado que no desentona ante los pasajes más legendarios de la trayectoria de Redd  Kross.

Ahora a esperar que vuelvan pronto por este país para poder gozar de su calidad humana y artística y graben otro album que nos vuelva a dejar tan buen sabor de boca.

A diferencia de otros bluffs sonados, su retorno ha sido una noticia muy agradable, ya que han sabido mantener el listón y demostrar que tienen cuerda para rato.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Shortbus

enero 22, 2014

Shortbus

 

 

Si eres aficionado al cine que aborda temas polémicos sin caer en el morbo gratuito o el análisis individual o social superficial, sacude tus entrañas y te hace reflexionar seriamente sobre ciertas realidades catalogadas como tabú, debes seguir,  sin excusa alguna, a John Cameron Mitchell.

Ya dejó un fantástico sabor de boca su celebrado debut Hedwig and The Angry Inch, un musical lleno de canciones y momentos para la leyenda que, a diferencia de algunas lamentables muestras de este género cinematográfico, responden a una lógica ( no hablamos de escenas musicales sin ton ni son que no vienen a cuento ) , y Shortbus, su segunda obra, merece también todo tipo de elogios.

Mitchell vuelve a conmocionar a las mentes bienpensantes al mostrar imágenes de sexo explícito de algunos tipos de variantes sexuales juzgadas como incorrectas por los guardianes de la moral con sumo tacto y algunas gotas de humor y aprovecha para hacer un acertado retrato de las dificultades, los conflictos y las alegrías típicas de las relaciones personales y humanas, a la vez que crea una galería de personajes qeu acaban ganándose un hueco en tu corazón.

Podemos encontrar, además, un alegato en favor de la libertad y la tolerancia en toda regla: no importa la edad, creencias u opción sexual a la hora de entablar una relación. Lo esencial es el respeto a los demás y no hacer jamás daño ni forzar a nadie a hacer lo que no quiera.

Ojalá este valiente y honesto artista vuelva a ponerse detrás de la cámara y nos regale otro film inolvidable. Cineastas como él son más necesarios que nunca en un panorama cinematográfico tan depauperado y adocenado como el actual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Grease Helmet

enero 21, 2014

grease helmet

 

Odio el frío extremo de los países escandinavos, pero su fabuloso legado rockero me hace desear por momentos querer irme a vivir allí durante una larga temporada.

Además de bandas míticas y añoradas como Gluecifer, Backyard Babies, Turbonegro o Hellacopters, e interesantes formaciones actuales como Hellsingland Underground o Graveyard, de allí proceden también los míticos Hanoi Rocks, cuyos miembros han sabido grabar albums en solitarios muy dignos.

De todos es conocida mi adoración por esa fulgurante estrella  llamada Michael Monroe, cuya aportación al mundo de la música va mejorando con el paso del tiempo, al igual que los buenos vinos pero también tengo muy presente a ese bucanero asocial y peligroso que responde al nombre de Andy Mac Coy, poseedor de talento y elegancia y superviviente de duras pruebas vitales.

Es difícil de entender por qué un disco tan explosivo como el debut de Grease Helmet apenas ha trascendido entre los aficionados al rock de c alidad.

Mac Coy se ha juntado con eficientes músicos jóvenes con ganas de llevárselo por delante y ha grabado temas potentes como el inicial Sold Our Souls for Rock and Roll Keep Ypur Helmet Greasy, que saben a auténtica gloria aunque también podemos encontrar toques funk en Nobody Rides for Free o un medio tiempo sobrecogedor como Second Try for Suicide.

Sin lugar a dudas, Grease Helmet es el antídoto ideal contra la estulticia mental fomentada por el R & B vacío o los ídolos adolescentes con coeficiente intelectual cero.

Esperemos ahora que esta sensacional aventura sonora tenga una mejor continuación porque no vamos sobrados de obras de este calibre actualmente,

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Simón del Desierto

enero 20, 2014

simon_del_desierto

 

 

Es todo un milagro que de un país tan pobre a nivel cultural y moral, regido por la barbarie y la corrupción, donde quien tiene inquietudes artísticas y procura ser honrado y generoso suele ser vilipendiado por la cerril mayoría, saliese Luis Buñuel, uno de los cineastas más imaginativos, transgresores e iconoclastas de todos los tiempos.

Su cine requiere de un esfuerzo considerable por parte del espectador, ya que supo llevar a la gran pantalla auténticas alucinaciones oníricas con un marcado sello surrealista que, en más de una ocasión, producen desasosiego y rechazo en todo aficionado al cine facilón y de sencilla digestión.

Hay muchos artefactos rompedores en su trayectoria para elegir, aunque uno de los que más me impactó fue, sin lugar a dudas, Simón del Desierto, corrosiva parodia de Simón el Estilita, del cual se mofa el genial cineasta con una mala leche proverbial, provocando la carcajada del espectador en más de una ocasión.

De todos es sabido la aversión que tenía Buñuel al catolicismo, sus dogmas absurdos y los abusos y atrocidades cometidos históricamente por la iglesia, hecho que queda patente en esta magistral relectura satírica de uno de los iconos religiosos por excelencia en clave surrealista.

Además, la tripleta interpretativa formada por Claudio Brook, la seductora Silvia Pinal, Hortensia Santovena merece una ovación por todo lo alto por su magnífico hacer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Caress of Steel

enero 19, 2014

rush

Es hora de celebrar por todo lo alto la inclusión en el Rock and Roll Hall of Fame de Rush, uno de los grupos más originales y rompedores de todos los tiempos, siendo por ello amados y odiados con fuerza.

Ya ha quedado claro más de una vez que la suya no suele ser música de fácil digestión, sino que hace falta escuchar sus discos con atención y  tranquilidad, y eso quizá es mucho pedir en esta era donde todo deleite debe ser rápido e instantáneo.

En fin, se hace necesario dejar de lado el nerviosismo y las ansias para poder disfrutar de una obra de arte en toda su plenitud, y más aún en el caso de esta legendaria formación canadiense.

Este fin de semana he estado escuchando Caress of Steel, su tercera aventura en estudio, donde el grupo sigue apostando por el hard rock, como se puede observar en la vibrante Bastille Day ( muy recomendable sería su uso en las aulas para explicar la revolución francesa ) , I Think I’m Going Bald ( cachonda canción que se podría considerar un himno para los alopécicos ), aunque también hay un tema más sosegado como Lakeside Park o epopeyas sónicas como The Necromancer y The Fountain of Lameth, donde el grupo da rienda suelta a su vena experimental y muestra su amor por los sonidos progresivos.

Así son Rush, músicos creativos y de considerable talento que siempre han ido explorando distintos territorios musicales, lo cual les ha valido no pocos enemigos. Lo de repetir la misma fórmula musical jamás ha ido con ellos.

Es comprensible que su música se haga indigesta para algunos, pero negarles calidad y validez es realmente absurdo.