Archive for 31 enero 2011

Tim Buckley

enero 31, 2011

Resulta escalofriante pararte a pensar la gran acumulación de talento que se dio en la familia Buckley. La viva prueba de que,a veces, la herencia de ciertos aspectos genéticos no está nada mal, vaya.

Aunque hace años se tenga bastante más en cuenta a Jeff Buckley, cosa que no me extraña porque su único disco, Grace, era algo mágico que trascendía el mero valor musical hasta el punto de connvertirse en una de las experiencias más sobrecogedoras que uno puede llegar a tener en esta vida, no por ello debemos dejar de lado a Tim Buckley, su padre.

Olvídemonos de detalles morbosos como la fatídica coincidencia de que ambos murieran demasiado jóvenes ( el padre sucumbió al poder letal de las drogas mientras que el hijo falleció ahogado mientras buceaba ).

Ambos artistas eran arrebatadores, tenían un poder de seducción mental único, jamás se arrodillaron ante los dictados comerciales de su época y supieron hacerse con un sonido propio fascinante y a ratos desconcertante.

En el caso de Tim,  hay que decir que, aunque partiese de las convenciones de la música folk, supo fusionar con notable aciertos elementos procedentes de otras vertientes musicales como el blues, el jazz o el soul, creando así un estilo inclasificable que más de una vez dejaba descolocado al oyente.

No es la primera vez que uno se encuentra un sencillo tema en el que todo discurre apaciblemente hasta que este cantante adopta un agudo infrahumano, introduce distorsiones o cambia varias veces de ritmo.

En resumen, Buckley padre es un artista singular que merece ser reivindicado ya que era muy creativo y supo firmar una serie de discos llenos de matices fabulosos.  

En otra ocasión hablar de su hijo, cuya efímera trayectoria artística fue tan deslumbrante que merece un capítulo aparte, tarea que me será sumamente grata.

Anuncios

Psychedelic Furs

enero 29, 2011

No todo fue canciones intrascendentes o imagen y actitudes sonrojantes en los años 80. Es cierto que muchos grandes músicos perdieron el norte en aquellos tiempos escribiendo cosas que atentaban contra el gusto elemental y se potenció de manera descarada el formato single como fuente de placer provisional, con lo que las listas de éxitos de la época se vieron dominadas por bodrios mal hechos o temas intrascendentes que, en la mayoría de los casos, sólo servían para hcer el patético en las pistas de baile de entonces.

Aunque parezca mentira, también hubo algunos grupos que se esforzaron todo lo posible por ofrecer una propuesta sonora de gran calidad que perdurase durante mucho tiempo. Es en esta categoría donde podríamos incluir a Psychedelic Furs, una de las mejores formaciones de aquellos tiempos.

Partiendo del afterpunk oscuro, fueron creando una serie de temas pop llenos de melodías y arreglos elegantes inmunes al efecto erosionador del paso del tiempo.

Recuerdo que tuve la gran suerte de poder verlos en directo en la antigua sala Arena Auditorium de Valencia. Los hermanos Butler  demostraron a todos los allí presentes que eran grandes músicos que lo daban todo encima de un escenario, no eran para nada un burdo montaje publicitario.

Hace mucho que no oigo sus discos, de los que guardo gran recuerdo ya que mi hermano los hacía sonar constantemente en casa pero en cuanto tenga tiempo volveré a encontrarme con todas esas composiciones únicas que tanta alegría me dieron-

Chapeau por Lemmy

enero 28, 2011

Chapeau por el colega Lemmy. Pasan los años y con ellos la gente y los escenarios así como las antiguas promesas que parecían inmunes al paso del tiempo pero hay tipos que continuan fieles a sus principios.

Es por ello que deberíamos celebrar por todo lo alto la vida de tipos tan auténticos como el bueno de Kilmister. Lleva más de 65 años en este maldito mundo y, a diferencia de muchos compañeros de generación, en momento alguno ha caído presa del aburguesamiento mental.

Lemmy tiene claro que lo suyo es el rock and roll duro y directo y pasa de suavizar su sonido o de adaptarse a vacuidades sonoras disfrazadas de rabiosas propuestas innovadoras.

Algunos lo acusarán de carca e inmovilista, algo que no me extraña ya que siempre fue muy mal visto por gran parte de la prensa musical.

Francamente, me da igual: lo único que me importa es que este tipo se niega a abandonar su pasión por el rock duro, cosa que dice mucho en su favor.

Ha sido para mí un grata sorpresa comprobar que su última entrega en estudio, The WorldIs Yours, es un puñetazo en la cara de la gente bienpensante y eso es muy grande.

Es muy reconfortante encontrarte otra vez con esos riffs tan contundentes y esa voz cavernosa que tanto nos llena de satisfacción.

Lemmy, sigue así por muchos años que es fabuloso saber que estás ahí al pie del cañón dispuesto a repartir leña todo el tiempo que haga falta.

Mark Lanegan

enero 28, 2011

No tengo más que palabras de agradecimiento por ese genio llamado Mark Lanegan, ya que tanto esa maravillosa estancia junto a los hermanos van Conner llamada Screaming Trees como su trayectoria en solitario me han sido de una gran ayuda en momentos delicados de mi vida.

Ya dejé clara mi fijación enfermiza por esa joya llamada Dust, así que hoy prefiero centrarme en la trayectoria en solitario del colega Mark, que es también prodigiosa.

Tras dejar atrás la contundencia rockera de Screaming Trees, Lanegan fue capaz de demostrar su enorme valía artñistica en solitario facturando una trilogía descomunal compuesta por The Winding Sheet, Whiskey for The Holy Ghost y Scraps At Midnight, la banda sonora ideal para esos momentos en que la noche extiende su manto poderoso dejando que las pasiones largo tiempo contenidos puedan explayarse sin freno alguno.

Si bien tengo en un pedestal estas tres obras de arte casi por igual, me decanto más por Scraps At Midnight, la clase de disco lleno de detalles mágicos que hacen de su escuha una experiencia única.

Además, tuve el enorme privilegio de poder verlo en directo en la antigua Sala Roxy de Valencia acompñaado por otro montruo de la época, Ben Sheperd.

He visto muchos conciertos a lo largo de mi vida pero pocos me han conmivdo tanto como éste. Fue esa una de esas ocasiones en las que logras olvidar tus problemas y decides entregar tus energías gustosamente en una celebración por todo lo alto del poder evocador de la música.  

  

Plasmatics

enero 28, 2011

¡ Qué grato resulta comprobar que cada vez que pincho ese monumento metalero llamado Coup d’Etat , continúa manteniendo intacto su poderío sonoro !

Plasmatics son una banda a reivindicar, no sólo por el carisma de su frontman, la añorada Wendy O’ Williams, sino también por la enorme calidad de sus obras en estudio.

Estos tipos, aparte de poseer una imagen impactante, se dejaban la piel en escena dejando claro que no eran ningún montaje sino músicos bastante competentes.

Si bien empezaron  su carrera moviéndose dentro de los parámetros del punk rock furioso, su carrera acabó desembocando en un heavy metal de calidad desbordante.

Aunque disfruto a lo grande con prácticamente todo lo que han grabado, el disco que me profujo más impacto fue el antes mencionado Coup d’EtatGrabado durante los años 80, posee unos riffs rocosos y un sonido tan contundente que se come crudo a la mayor parte de albums que se han publicado en los últimos tiempos. Sólo ese comienzo como Put Your Love in Me, Stop y Rock and Roll sería más que suficiente para elevarlo a los altares.

Su líder, Wendy O. , fue uno de los personajes más excesivos de todos los tiempos: desafiaba a los espectadores jugando con la baza erótica, usaba la sierra mecánica para destrozar el equipo sonoro o televisores. Si creéis que estoy exagernado, os recomiendo que le echéis un vistazo al videoclip de The Damned.

Ello no quiere decir que fuera una descerebrada de cuidado: era una persona con una filosofía de la vida muy personal que, desgraciadamente, decidió abandonar  este mundo asqueada por una socieda tan falsa y conformista. Fue una de las mayores tragedias de la historia del rock que , paradójicamente, pasó desapercibida en los medios de comunicación.

En todo caso, prefiero celebrar sus logros y centrarme tanto en su etapa plásmatica como en sus obras en solitario, que también contienen momentos mágicos ( muy recomendable resulta también la escucha de WOW, donde Wendy contó con la ayuda inestimable de Genne Simmons y Paul Stanley ).

Bee Gees

enero 27, 2011

Es de justicia reivindicar a una de los grupos musicales más especiales de todos los tiempos, víctimas injustas de chistes deleznables y gracias patéticas que han ensombrecido la calidad de su obra: The Bee Gees.

Ya sabéis que soy un gran fan del hard rock y otros estilos llenos de energía pero más de una vez me apetece oír otras cosas mucho más sosegadas y es en esos momentos cuando decido pinchar todas esas joyas que escirbieron Maurice, Barry y Robin.

No soy un seguidor a ultranza de toda su discografía pero cada vez que oigo maravillas pertenecientes a su primera etapa de corte más intimista o esos temas pegadizos con aroma a sonido disco de lujo me siento en el cielo.

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, esos juegos vocales y ese cuidado por las melodías elegantes me resultan arrebatadores y son una clara muestra de que estos tipos tenían talento a toneladas.

Jamás hice caso de esas parodias mongólicas que les dedicaban en programas de este país que, desgraciadamente, conseguían que la gente se los tomara a rechufla y no se molestara en indagar en su legado musical.  Para mí, Bee Gees se ganaron merecidamente un lugar entre los mejores.

Louis Ferdinand Céline

enero 25, 2011

¿ Debemos juzgar a los artistas única y exclusivamente por su obra o bien debemos tener en cuenta otros factores como su personalidad o sus ideas políticas ? Es esta, sin duda, una polémica a la que tarde o temprano se enfrenta todo aficionado al arte.  

La lista de autores respaldados por una trayectoria artística excepcional pero poseedores de una personalidad deleznable es realmente enorme.

Fijaos en Salvador Dalí, por poner un ejemplo significativo: fue autor de cuadros magníficos y cautivó a mucha gente por su personalidad arrebatadora pero a nivel político siempre fue un admirador a ultranza de los regímenes totalitarios.

Pues bien, lo mismo podríamos decir de Louis Ferdinad Céline: su novela Viaje Al Fin de La Noche fue capital El para la renovación de la novela francesa.

Además de criticar los abusos de la guerra y el colonialismo y dar un buen varapalo a la sociedad francesa de aquellos tiempos, este clásico poseía un estilo trepidante lleno de imágenes poderosas.

El problema es que Céline mostró en su obra posterior un antisemitismo atroz que hizo que abrazara con excesivo entusiasmo el ideario de los regímenes totalitarios de la época.

Es por ello que, pese a cumplirse el quincuagésimo aniversario de su muerte, el gobierno francés prefiere no prestar demasiada atención a la figura de este genial escritor, algo perfectamente comprensible.

Por lo que a mí respecta, El Viaje Al Fin de La Noche dejó en mí una huella imborrable. Pocas novelas he leído tan poderosas como ésta pero es cierto que cada vez que piensas en las simpatías que mostró con Hitler y Mussolini, no puedes evitar que la incomodidad se apodere de ti.

Afortunadamente, en muchos casos soy capaz de separar al artista de la persona pero hay momentos en que ello te resulta extremadamente complicado.

En fin, si no habéis leído esta obra os recomiendo vivamente que lo hagáis ya que en ella todavía no ha salido a luz la vena fascistoide de este autor.

Mott the Hoople

enero 22, 2011

Uno de los momentos más entrañables del concierto que los miembros de Queen celebraron en homenaje a Freddie Mercury fue cuando se juntaron en el mismo escenario una serie de músicos excepcionales: David Bowie, Mick Ronson, su antiguo compañero en The Spiders from Mars, y el carismático Ian Hunter, antiguo líder de Mott the Hoople y uno de los compositores más brillantes de todos los tiempos.

No conocía entonces la trayectoria de Mott the Hoople pese haber visto las portdas de sus discos en tiendas de discos, así que cuando vi cómo estos genios decidían unir sus fuerzas para interpretar ese maravilloso himno llamado All The Young Dudes, compuesto por el Duque Blanco, me quedé alucinado.

Años más tarde, decidí adentrarme en la discografía de Mott The Hoople comprándome All The Young Dudes. ¡ Menudo acierto !   Un problema que siempre he tenido a la hora de investigar la trayectoria musical de algunos artistas ha sido empezar con sus peores discos.

Por suerte, en el caso de la banda liderada por el carismático Ian Hunter, puedo decir que entré por la puerta grande.

Algo que siempre me  ha fastidiado es que esta banda  siempre ha sido tremendamente infravalorada por la crítica pese a haber escrito páginas irrepetibles dentro de ese periodo tan maravilloso que fue los años 70.

Ok, David Bowie les abrió muchas puertas al cederles el tema All The Young Dudes, detalle que dice mucho en favor del camaleón del rock pero es que la carrera de estos músicos no se reduce a este single.

Si os molestáis en adentraros en la discografía de Mott the Hoople os llevaréis una gran sorpresa, ya que en poco tiempo fueron capaces de grabar una serie de discos que aguantan muy bien el paso del tiempo y han dejado su sello en cientos de bandas posteriores.

Unos noveles Queen llegaron a telonear a este grupo legendario y posteriormente reconocieron que su himno Bohemian Rapsody estaba inspirado en Marionette, una mini-opera rock de Mott the Hoople llena de cambios de ritmo, pasión y energía.

Si no habéis escuchado nada de Ian Hunter y compañía, os recomiendo que os hagáis cuando antes con ese directo mágico llamado Mott the Hoople Live. Definitvamente, esto es arte con mayúsculas.

The Black Crowes

enero 21, 2011

Definitivamente, es todo un orgullo ser fan de uno de los grupos más emblemáticos de todos los tiempos: los únicos, imprescindibles, maravillosos e irrepetibles The Black Crowes.

Pase lo que pase, sabes que siempre puedes confiar en los hermanos Robinson. Es tan inmenso su talento que jamás han decepcionado a sus fans grabando basura sonora.

En estos tiempos asquerosamente utilitaristas en que los principios, la honestidad y el amor al arte han pasado a ser considerados como cualidades absolutamente innecesarias, resulta reconfortante saber que esta maravillosa pareja fraternal te alegrará la vida con grabaciones de altísimo nivel.

Por todo lo dicho anteriormente, me siento muy contento de que mi compañera me haya regalado esa joya llamda Before the Frost……. Until The Freeze, otra nueva muestra de saber hacer a cargo de estos tipos.

Lo de esta gente es admirable: podrían haber optado por la comercialidad para hincharse a vender pero prefirieron seguir su camino y no doblegarse a las exigencias de la industria discográfica.

Podrían haber vendido discos a porrillo facturando singles facilones pero ellos siempre han tenido claro que graban lo que les dé la gana y pasan de las modas musicales del momento.

Aunque su última entrega en estudio no es tan brillante como esos monumentos llamados Shake Your Moneymaker o Amorica, posee un nivel más que digno.

En este caso, la banda ha optado por experimentar en otros terrenos como el bluegrass, el country o la música disco y el resultado ha sido bastante digno.

Lástima que los hermanos Robinson hayan decidido poner fin a su acitvidad creativa de nuevo porque necesitamos su saber hacer urgentemente.

Rock and Ríos

enero 21, 2011

Realmente, es una pena que uno de los músicos más validos de este país, Miguel Ríos, anuncie su despedida definitiva de los escenarios. Comprendo que ya los años empiezan a pesar pero me resulta difícil admitir que no podré ver en directo a semejante animal escénico.

Es por ello que hace poco me pasé por una de las bibliotecas de mi barrio para escuchar uno de los mejores conciertos en directo de los años 80: Rock and Ríos, la clase de disco poderoso que marcó a toda una generación.

Aunque ciertos temas hayan podido quedar un poco desfasados, lo cierto es que éste es uno de esos discos que no desentonarían para nada junto a grabaciones en vivo de iconos como Whitesnake o Michael Schenker Group.

A diferencia de algunos músicos de este maldito país que se han fabricado una pose estética para ocultar la falta de talento musical, Miguel Ríos ha sido un artista honesto amante de la música rock que ha tenido la gran virtud de rodearse de músicos brillantes y siempre se ha dejado la piel en escena.

Rock and Ríos es pura magia: una banda en estado de gracia, un repertorio inolvidable ( Bienvenidos es una celebración por todo lo alto de la grandeza de la música ) y un artista que,a diferencia de otros compañeros de generación,  ha sido todo un ejemplo de honestidad y entrega.

Me da igual los pasos que haya dado en falso en los últimos tiempos. En los 80, Ríos tenía carisma y clase a destajo y pocos podían hacerle sombra, algo que queda perfectamente claro en este album directo inigualable.