Archive for 9 diciembre 2010

L.A. Woman

diciembre 9, 2010

Sin duda alguna, una cuestión de importancia a la hora de empezar un día lleno de aventuras de todo tipo es escoger el tipo de música adecuada. En la mayoría de casos, nuestra banda sonora depende en gran medida del estado de ánimo que tengamos.

Normalmente, procuro hacer sonar música llena de riffs vigorosos y coros estratosféricos aunque en ocasiones me aptece entregarme a pasajes bellos y melancólicos.

Aprovechando que hace poco fue el cumpleaños de uno de los frontman definitivos de todos los tiempos, Jim Morrison, el chamán del rock, creo que me sumergiré de nuevo en esa obra hipnótica llamada L.A. Woman.

Si bien prácticamente todo lo que The Doors grabaron tenía un altísimo nivel,  es su último disco en estudio, L.A. Woman el que más me sigue dejando hechizado hoy en día.

Con esta banda el concepto disco prescindible no existe para nada, hasta un disco teóricamente menor como The Soft Parade tiene su encanto ya que esconde gemas de valor incalculable.

Pero volvamos a su último poema musical: en esta ocasión  Morrison, Manzarek, Krieger y Densmore llevaron su pasión por el blues más lejos que nunca y dieron forma a una maravilla que continúa cautivando cada vez que te decides a escucharla.  No contiene ningun momento prescindible, lo cual parece increible ya que el viejo chamán estaba seriamente deteriorado a nivel físico y le quedaba ya poco tiempo de vida en este mundo pero aún así su voz sonó celestial y sus letras seguían manteniendo su magia intacta.

Pese a que todas las piezas que suenan en este monumento sonoro son de una calidad aplastante para mí The Doors alcanzaron la cima creativa con ese inquietante epílogo llamado Riders on the Storm,uno de los  blues más inquietantes que se han escrito. 

 

Anuncios

John Lennon

diciembre 8, 2010

Triste día hoy para la mayoría de amantes de la música: Mark David Chapman, uno de esos malditos alucinados que se creen que están por encima del bien y del mal y tiene en sus manos la salvación del mundo, decidió acabar con la vida de John Lennon, uno de los mayores genios del siglo XX, de la manera más cruel posible.

Ni que decir tiene que con el ex-beatle murió también gran parte de las esperanzas e ilusiones de mucha gente que pensaba que era posible cambiar este mundo tan cruel e injusto.

Además de ser una persona comprometida que jamás vaciló en criticar los abusos del poder y las desigualdades sociales, su carrera como músico es prodigiosa. 

No me entusiasma excesivamente su carrera en solitario pese a contener joyas inolvidables ya que para mí el mejor Lennon lo encontramos en su etapa beatleiana, ese genio que es capaz de firmar exquisiteces como Strawberry Fields Forever, Because o A Day In the Life. Sólo por eso merece su entrada en el olimpo rockero.

 

Berlin Alexanderplatz

diciembre 7, 2010

Tengo pendiente una tarea que me será de sumo agrado: releer Berlin Alexanderplatz, del escritor alemán Alfred Döblin, una de las novelas más influyentes del siglo XX.

Si aún no habéis tenido tiempo os recomiendo de todo corazón que dejéis de lado preocupaciones diarias durante unos momentos y os sumergáis en la odisea de Franz Biberkopf. Os puedo asegurar que este brillante fresco de la Alemania de entreguerras os dejará una profunda huella. No es la típica lectura de evasión que apenas requiere esfuerzo, sino todo lo contrario: su estilo poético, los saltos temporales y el uso de símbolos requieren un esfuerzo por parte del lector pero si sois capaces de dejaros llevar por esta epopeya humana, os llevaréis una gran satisfacción.

En mi caso, me quedé tan maravillado por semejante monumento literario que decidí hacerme con la serie televisiva basada en ella que dirigió Fassbinder, un coloso del cine germano. Era apenas un adolescente cuando vi un par de capítulos que me marcaron profundamente.

Evidentemente, no pude seguir toda la serie en su día pero hace poco que he dado con ella en una biblioteca de mi barrio. Es cuestión de tiempo hacerme con ella y sumergirme en su fascinante mundo durante unos meses. Si no la habéis visto, porcurad hacerlo ya que esto no es una serie más sino cine con mayúsculas.

Black Mountain

diciembre 6, 2010

Hace poco que me descargué legalmente el disco de Black Mountain, una de las formaciones actuales más interesantes, y, desde entonces, procuro hacerlos sonar en mi reproductor de MP3 siempre que puedo.Ya dejé claro hace tiempo lo grande que es esta banda, que ha tenido el gran mérito de hacerme volver a aquellos años mágicos en que la música te proporcionaba experiencias alucinantes.

Pues bien, cada vez que he de usar el transporte público para llegar a mi puesto de trabajo hago sonar esta obra maestra y de esta manera me olvido de los freaks que reclaman cinco minutos de gloria o las caras agónicas que intentan hacerse con varios minutos más de sueño en vano.

Tras ese brillante resumen personal de los mejores momentos del acid rock que fue Into the Future, esta banda ha vuelto a sorprendernos con otra maravilla llamada Wilderness Hearts.

Por supuesto que mucha gente se los cargará de un plumazo diciendo que suenan demasiado retro, pero a mí me da absolutamente igual. A estas alturas no espero ya ningún movimiento musical salido de la nada  que revuelva conciencias, así que soy feliz con este tipo de grupos talentosos que evocan brillantemente una época única e irrepetible y me ayudan a remontarme sobre las vicisitudes diarias.

Live Killers

diciembre 6, 2010

Es siempre una enorme satisfacción hablar de una de las bandas que más me han marcado: los británicos Queen, la suma de un grupo de músicos excepcionales que crearon obras de artes descomunales que no tienen nada que envidiarle a otros grandes del rock como Rolling Stones o Beatles.

En estos tiempos en que la mayoría de gente de este país sólo quiere escuchar música en español de calidad ínfima, el legado de Queen continúa más vigente que nunca. Gustan a prácticamente todo tipo de oyente, lo cual es un claro indicador de su grandeza.

Pese a que la mayoría de gente sea más fan de la etapa 80s de esta formación irrepetible, todos los que me conocéis ya sabéis que soy fan a muerte de esos maravillosos siete discos que grabaron durante los años 70.

Es por ello que tengo ganas de hablar de Live Killers, doble en directo de finales de esa maravillosa década porque nos muestra a unos Queen pletóricos en escena que se comían crudos a muchos grupos de la época. 

Recuerdo que lo primero que había oído ellos era el single One Vision, un buen tema pero que no acaba de gustarme del todo. Es por ello que decidí adentrarme en su discografía clásica, así que tras patearme casi todas las tiendas de discos de Valencia me hice con Live Killers, cuya portada es deslumbrante.

Cuando escuché ese sonido tan duro y poderoso, me quedé noqueado. Aquello definitivamente no tenía nada que ver con ese grupo que había visto en el programa Tocata. Estos Queen se dejaban la piel en escena aunando fuerza y técnica admirablemente.

De hecho, más de una persona a la que puse este disco se quedó sorprendida porque no se esperaban tanta potencia y energía de una banda que hacía tiempo que se había adentrado en terrenos tan comerciales.

A partir de entonces, dediqué todos mis esfuerzos a hacerme con todo esas obras maestras que Freddie, Brian, John y Roger grabaron en su época de máxima inspiración, tarea que me reportó una gran satisfacción.

Freddie, muchísimas gracias por habernos obsequiado con tantos temas inmortales que nos han hecho pasar momentos inolvidables.

Randy Rhoads

diciembre 6, 2010

Hay veces en que ciertos incidentes absurdos acaban cortando de raíz una vida.  Un claro ejemplo es la muerte cruel de Randy Rhoads, uno de los guitarras más brillantes de la historia. Ojalá jamás hubiera subido a aquella avioneta porque así seguro que hubiéramos seguido disfrutando de su técnica y feeling inigualables a la hora de tocar la guitarra.

Hasta el propio Ozzy Osbourne, que en aquella época era una de las estrellas más cafres que había, quedó absolutamente marcado por una tragedia tan devastadora.  Aunque se le puedan echar muchas cosas en cara a the madman, hay que reconocer que pasó de explotar comercialmente la muerte de su amigo y no sacó un disco de tributo a Randy hasta que pasaron unos cuantos años. Otros hubieran sacado enseguida cientos de recopilatorios pero, afortunadamente, éste no fue el caso.

Es por ello que escuchar Tribute es una gozada total, ya que recoge a una banda en su máximo esplendor tocando un repertorio inigualable. De hecho, volveré a revisarlo gustosamente durante estos días.

The Avett Brothers

diciembre 3, 2010

Han pasado ya varias décadas en la historia del rock, un amplio espacio de tiempo en el que hemos podido disfrutar de millares de obras irrepetibles, diferentes tendencias, emociones únicas …..

Es por ello que intentar seguir empleando el concepto de originalidad hoy en día me parece absolutamente fuera de lugar: después de tantos años, ¿ realmente es posible esperar que salga una nueva propuesta de la nada que no tenga conexión alguna con lo que se ha hecho antes ? Yo creo que no, aunque todavía hay gente que todavía aguarda la nueva sensación que aporte la emoción definitiva en sus vidas.

Vamos a ver, el concepto de originalidad en sí es bastante discutible. Nadie ha podido inventar algo nuevo que no tuviera absolutamente nada que ver con lo hecho anteriormente. Las influencias están siempre presentes, son un punto de partida ineludible.

Pues bien, es por ello que últimamente estoy disfrutando a lo grande de una obra emotiva llamada I and Love and You, de The Avett Brothers.

Más de un adicto a la modernidad por decreto ley me diría que lo de esta banda no tiene mérito alguno porque recuerdan al gran Bob Dylan y los grandes del folk rock.

En fin, ya se sabe que todo el mundo tiene su opinión así que paso de entrar en polémicas estériles aunque, por lo que a mí respecta, a estas alturas no espero la última revolución musical que borre todo lo anteriormente hecho y marque a miles de nuevos adolescentes.

Mientras encuentre a bandas honestas que se dejan la piel tanto en estudio como en directo por brindar a sus fans grandes sensaciones no seré yo quien se queje. En tiempos en que se valora lo cool como si fuera una religión, es de agradecer la existencia de una banda que recrea con absoluta maestría una época mágica en la historia de la música.

Hacía tiempo que no encontaba una obra con la que te fuera casi imposible reprimir las lágrimas de emoción, así que ha sido una grata sorpresa disfrutar de una exquisitez como este I and Love and You. Los que me conocéis sabéis que soy un consumidor compulsivo de música de gran calidad así que no hablo en vano cuando digo que en este caso he encontrado ese disco que te deja descolocado por proporcionarte sensaciones tan maravillosas inesperadamente.

 

Javier Bardem

diciembre 3, 2010

Es hora de hablar del que probablemente sea el mejor actor a nivel mundial hoy en día, Javier Bardem. Quizá haya quien piense que esta afirmación puede parecer tremendamente exagerada, pero si uno se para a analizar con detenimiento la situación del séptimo arte hoy en día podrá ver que pocos artistas son tan versátiles como el actor anteriormente mencionado.

Dudo que mucha gente sea capaz de dominar registros tan distintos como él: igual puede encarnar al típico machito vomitivo que a un parado que lucha por mantener su dignidad o a un asesino implacable. Es por ello que prácticamente todos los directores de entidad intentan hacerse con sus servicios.

Asimismo, otro gran punto a favor de Bardem es su buen criterio a la hora de involucrarse en algún proyecto artístico, con lo que su trayectoria es absolutamente ejemplar ya hasta la fecha no ha tenido que pasar por el trance de tener que participar en films indignos.

Encima es uno de esos pocos artistas que mantiene un compromiso ideológico firme y no se corta jamás a la hora de denunciar situaciones injustas, algo muy meritorio en estos tiempos tan proclives al silencio y al conformismo. Huelga decir que semejante actitud le ha hecho granjearse la enemistad de algunos personajes.

Ojalá tengamos Javier Bardem por muchos años y siga dándonos muchísimas alegrías a los seguidores del buen cine, ya que los artistas de este calibre escasean actualmente.

Johnny Thunders

diciembre 2, 2010

Quisiera recordar a otro entrañable personaje del rock que, al igual que el coloso Freddie Mercury, nos dejó hace ya diecinueve años: Johnny Thunders.

Como el mismo afirmó en uno de sus temas más famosos, nació para perder. Pese a abrir las puertas al punk con New York Dolls o firmar discos incendiarios como L.A.M.F con los Heartbreakers, la mala suerte y la fatalidad siempre fueron sus compañeras inseparables, algo verdaderamente triste puesto que una persona que compone semejantes maravillas merecía haber tenido mucha mejor suerte. Si a todo esto añadimos su adicción a las drogas, tenemos ya el retrato completo de lo que se entiende por artista maldito.

De todos modos, es preferible que siga siendo un relativo desconocido a nivel popular, ya que me resultaría tremendamente díficil de aceptar que su música fuera la banda sonora de anuncios televisivos o tétricos centros comerciales.

Durante estos días , volveré a escuchar L.A.M.F. , So Alone, Live At Max Kansas City o ese disco acústico tan bello llamado Hurt Me , una clara muestra de que Thunders era una persona tremendamente sensible. Pocas canciones he oído tan conmovedoras como You can’t Put Your Arms Around A Memory.