Archive for 17 diciembre 2010

The Darkness

diciembre 17, 2010

Durante mucho tiempo lllegué a acabar asqueado con la mayor parte de la crítica musical inglesa, ya que no comprendía cómo podían encumbrar a grupos tan endebles como la mayoría de integrantes de ese movimiento llamado brit pop.

Por ello, me alegró muchísimo poder degustar la obra de The Darkness, un grupo que confesaba sin ningún rubor alguno ser fans de AC/DC o Thin Lizzy.

¡ Qué gozada poder volver a escuchar solos de guitarra, voz operística y otros ingredientes imprescindibles en una formación que quería dejar claro que rockear duro es una de las mejores experiencias que uno puede experimentar !

Tras un más que digno debut con Permission to Land,  los hermanos Hawkins lo tenían todo a su favor para ponerlo todo patas arriba.

El problema fue que las adicciones acabaron dando al traste con una de las trayectorias más prometedoras de los últimos tiempos. Menuda putada, porque, a diferencia de otros grupos, The Darkness supieron superar el síndrome del segundo disco al volver a dar en la diana con One Way Ticket Back to ….. , que si bien no superaba a su predecesor, es una más que digna obra.

 En todo caso, hay que reconocer que gracias a ellos muchos grupos de las islas dejaron experimentos vacuos de lado y recuperaron el legado rockero de bandas británicas inolvidables como Black sabbath, Thin Lizzy y demás.

 

Anuncios

Judas Priest

diciembre 17, 2010

Noticia realmente triste: tras varias décadas alegrando la vida a muchos aficionados al heavy metal, Judas Priest, una de las mejores formaciones de todos los tiempos, ha decidido que es la hora de la retitrada definitiva.

OK, somos claramente conscientes de que nada dura para siempre, para bien o para mal, pero ¡ máldita sea ! me apena muchísimo que una banda tan carismática como ellos ponga el punto final a su carrera.

Ellos son otro de esos grupos bigger than life que me produjeron un profundo impacto en mi adolescencia. Recuerdo con mucho cariño aquellos tiempos en que en que iba al mercado de Puerto de Sagunto y me pasaba horas contemplando los vinilos que me ofrecían una de las paradas.

Fue en aquellos tiempos en que me quedé absolutamente alucinado al contemplar la portada de Unleashed in the East, uno de los directos definitivos de todos los tiempos. Esa imagen de Rob Halford imponiendo su reinado látigo en mano me dejó totalmente noqueado.

A partir de entonces decidí profundizar en la discografía de esta banda única e irrepetible, cuya sólida discografía me ha proporcionado momentos inolvidables.

¡ Maldita sea !  Sé que todo tiene un final pero me jode soberanamente que Halford y compañía decidan dar por finalizada una trayectoria tan maravillosa.

Tuve la inmensa suerte de poder verlos en directo en Badalona con mi mujer y mis colegas con Barón Rojo como teloneros, y , aunque era consciente de aquello era un retorno alimenticio, me lo pasé en grande. Pocas cosas te pueden proporcionar tantos orgasmos intelectuales como tener la suerte de contemplar a estos músicos en directo.

Por eso, me duele muchísimo no poder volver a  contemplar a este elenco de artistas único e irrepetible en un escenario.

En fin, en todo caso, muchísimas gracias por habernos proporcionado tantos momentos únicos e irrepetibles.

The Who

diciembre 17, 2010

Desde luego, me encantan los viernes. Es el día en que acabo más pronto de trabajar, por tanto procuro llevar buena música en el coche para poder celebrarlo por todo lo alto. Es una gozada pisar el acelerador con una buena banda sonora de fondo.

Es por ello que hoy he decidido reencontrarme con una de las grabaciones míticas del rock, Tommy de The Who, uno de esos albums que te dejan tan marcado que su influjo te acompañará hasta el fin de tus días.

Al contrario que mucha gente de este país, no creo que la música se reduzca a The Beatles y The Rolling Stones, dos bandas míticas, por supuesto, que marcaron un antes y un después. Hay miles de formaciones cuya calidad y saber hacer no tienen nada que envidiarle a estos colosos.

Es éste el caso de The Who, uno de los grupos más emblemáticos del rock, cuyo sonido salvaje y contundente se puede considerar un precedente de movimientos como el punk y el heavy metal. Además, en directo eran imbatibles. Ninguno de sus compañeros de generación pudo hacerles sombra en esta faceta.  

Jamás olvidaré la la película The Kids Are All right: ver a estos tipos tocando a volumen brutal y destrozando todo su equipo cuando apenas era un adolescente me dejó muy gratamente marcado para siempre.

Pocos años después, tras pasar un sinfin de penurias, conseguí un tesoro de valor incalculable: Tommy en vinilo. Podría estarme semanas enteras hablando de esta obra de arte y aún así no sería suficiente para hacer justicia a semejante monumento artístico cuya influencia hemos podido apreciar en miles de discos conceptuales de grupos posteriores.

El guitarrista Pete Townsend logró ser considerado uno de los compositores más brillantes de todos los tiempos al ser capaz de escribir un disco muy elaborado que, sin embargo, no se hace en ningún momento pesado para el oyente. Cada vez que vuelvo a oírlo, el tiempo se me pasa volando, y eso es algo que no es fácil de lograr. Y es que todos los temas que suenan en esta opus magna son de tan alto nivel que es difícil destacar alguno en especial.

Posteriormente, en los años 70, esta historia arrebatadora sobre un muchacho sordo, ciego y mudo que se convierte en un experto manipulador  de masas fue llevada al cine por Ken Russell, uno de los directores más excesivos de todos los tiempos. Fue entonces cuando The Who decidieron regrabar esta obra maestra dándole un enfoque más moderno.

Y aquí fue donde estalló la polémica: conozco a gente que piensa que tanto el film como la banda sonora son basura. Yo, sin embargo, pienso que si bien el film es una bizarrada de cuidado, pasas un buen rato contemplándolo.

Con todo, me quedo mucho antes con la versión original de Tommy, cuya magia podemos encontrar en formaciones tan míticas como los primeros Queen.

Blake Edwards

diciembre 16, 2010

Los aficionados al cine con mayúsculas estamos hoy de nuevo de luto por la muerte de uno de los directores más importantes de todos los tiempos, Mr. Blake Edwards.

No sólo fue el último gran realizador de comedias, uno de los  géneros más complicados, sino que también rodó dramas sobrecogedores como esa inolvidable Días de Vino y Rosas, quizá el film más duro que se ha rodado sobre el alcoholismo, o Chantaje a una Mujer, un thriller impecable.

Intentaré volver a ver por enésima vez esa exquisita joya llamada El Guateque, una de las comedias más inteligentes de todos los tiempos en la que Peter Sellers volvió a dejar claro que era el número uno, o S.O.B., una obra infravolarada llena de mala leche y humor negro protagonizada por Larry Hagman y William Holden, en la que la cursi de Julie Andrews sorprendió a todo el mundo al mostrar sus pechos.

Psychotica

diciembre 15, 2010

Psychotica es otro ejemplo sangrante de grupo con una discografía prodigiosa que, sin embargo, pasó abolutamente despapercibido un su día, situación que desgraciadamente continúa hoy en día.

No entiendo cómo ese sonido tan fascinante lleno de elementos góticos, rock industrial y reminiscencias del mejor Bowie  no ha logrado atrapar al gran público. Su debut, Espina y Pandemic tienen la gran virtud de crear un mundo de sensaciones mágicas en el que el oyente se sumerge gustosamente tras vencer las reticencias iniciales. Evidentemente, no se trata de singles facilones sino que requieren concentración y calma, algo quizá difícil en este frenética era en que el personal quiere placer rápido e inmediato.

Además de una colección de canciones deslumbrantes, otra de las bazas de este grupo es la imagen glamourosa de su líder Patt Briggs, que Marilyn Manson se apropió sin rubor alguno.

Ojalá vuelvan pronto a tocar a este país, puesto que sus conciertos son una celebración única del arte por el arte.

El Profesor

diciembre 14, 2010

Acabo de leerme El Profesor, de Frank Mc Court, el autor de la celebradísima Las Cenizas de Ángela, y debo decir que, pese a que no sea precisamente Shakespeare, este entrañable novelista me ha hecho pasar un gran rato con sus experiencias en este mundo tan desconcertante que es la enseñanza pública.

Debo admitir que al principio tenía mis reticencias a la hora de enfrentarme a esta obra, ya que pensaba que me encontraría con la típica historia llena de moralina que se jacta de tener la solución mágica a todos los problemas, pero afortunadamente estaba equivocado.

Mc Court evita en todo momento adoptar la pose de predicador y centra sus energías en describir con gran amenidad todo aquello por lo que tuvo que pasar en su etapa como docente en Estados Unidos.

Aunque lo que narra ya tuvo lugar hace tiempo, creo que más de uno que haya decidido adentrarse en esta entrañable historia podrá verse identificado con situaciones  así en algún momento.

Pese a no ser un gran estilista, Mc Court tiene ese gran don de saber contar historias que enganchan al lector, algo que no está a alcance de cualquiera.

Chris Isaak

diciembre 11, 2010

No descansaré hasta que pueda ver por fin a Chris Isaak, uno de los artistas más fascinantes de todos los tiempos, dando una lección total de carisma y glamour encima de un escenario. Hasta ahora, he podido ver cumplidos bastantes deseos que tenía pero aún no he podido disfrutar de este gran tipo, el heredero artístico de Roy Orbison.

Realmente hace falta mucha valentía para adoptar una imagen 60s y evocar la magia de la música de aquella época sin caer en el patetismo, pero en el caso de Chris se puede afirmar con toda seguridad que es un artista que cree firmamente en sí y  no se amilana en ningún momento.

No pude ver en su totalidad su aparición en El Hormiguero, ya que me he de levantar a horas infernales para poder incorporarme a tiempo a mi lugar de trabajo, pero dicen que este gran tipo puso en su sitio a Pablo Motos. Será cuestion de echarle un vistazo a Youtube: contemplar algo así es muy grande. Intentar ningunear a un luchador como Isaak es de lo más insensato que se le puede ocurrir a uno.

diciembre 11, 2010

Pocos planes resultan tan agradables como ir con tu familia a ese pequeño paraíso de la cultura contemporánea llamado FNAC para ver a una de las bandas de pop rock españolas más prometedoras de los últimos tiempos: los barceloneses Replicantes.

Tras habérmelo pasado en grande en más de una ocasión con esa maravillosa obra llena de evocativos  claroscuros llamada El Hombre Occidental, tenía ganas de ver a Juan Carlos, Marcel y compañía dándolo todo encima de un escenario.

La prueba de algodón para cualquier banda es la validez de su propuesta en escena y en el caso de la banda que nos ocupa el resultado ha sido francamente positivo. A diferencia de otras propuestas, Replicantes son gente profesional que procura dar lo mejor de sí mismos en cada concierto. No estamos en el típico caso de esos grupos que suenan poderosos en estudio y naufragan estrepitosamente a la hora de enfrentarse a su público.

Aunque he disfrutado bastante con El Hombre Occidental, tengo especial predilección por esa joya llamada Siente, uno de los cantos vitalistas más elegantes que he escuchado.

Ojalá que estos entrañables tipos vayan ganando poco a poco más notoriedad porque hace tiempo que han demostrado que, además de ser gente entrañable, luchan duro por intentar hacer realidad sus sueños. Y eso, en los tiempos que corren de conformismo y aburguesamiento, es más que admirable.

Alice Cooper Again!!

diciembre 10, 2010

Definitivamente, es una alegría enorme ser fan de Alice Cooper. Así como otros compañeros suyos de generación han vuelto a los escenarios con más pena que gloria presentando discos indignos, el bueno de Vincent Fournier sigue demostrando que está en un momento de forma óptimo tanto en directo como en estudio.

Por si no fuera poco, parece que tiene previsto grabar una continuación de ese legendario disco conceptual llamado Welcome to my Nightmare, donde contará con la colaboración de sus antiguos compañeros en la Alice Cooper Band.  ¡ Casi nada ! La cosa promete muchísimo.

Si no conocéis Welcome to my Nightmare, poned remedio a esta situación cuanto antes. Sólo por ver ese mano a mano entre Vincent Price y The Coop  vale la pena. Una obra maestra elaborada que dejó descolocado a muchos críticos que pensaban que Alice Cooper era un bluff.

Rock and Roll Animal

diciembre 10, 2010

Conozco a más de un fan del legendario Lou Reed que tiene serios problemas a la hora de aceptar un directo espectacular como Rock and Roll Animal, algo que no comparto en absoluto. Me imagino que el tratamiento tan rockero que el bueno de Lou le dio a varios de sus temas etapa Velvet Underground o en solitario se le ha atragantado a más de uno.

En lo que a mí respecta, me pareció una decisión acertada rodearse de dos colosos de la talla de Dick Wagner y Robert Hunter, músicos excepcionales que dejaron también muy clara su valía en esa obra maestra conceptual llamada Welcome to My Noghtmare, de Alice Cooper. Estos dos tipos en momento alguno se dejaron amedrentrar por una leyenda viviente como Reed, es más , dejaron de lado cualquier tipo de complejo e imprimieron su sello personal en unas canciones que forman parte indispensable de la historia del rock.

 El rsultado fue mucho más que aceptable: Heroine, Lady Day o White Light White Heat ganaron en riqueza de matices gracias a la labor de estos dos artistas tremendamente infravalorados.