Pet Sounds

La mayoría de veces que he hablado con gente conocida sobre Beach Boys he tenido que oír los mismos topicos absurdos de siempre: que si eran un grupito poppie de usar y tirar, sus canciones eran horteradas surferas, ellos eran unos blandengues de cuidado.

Pues bien, las cosas no son lo que parecen: en primer lugar, sus temas surferos están construídos de forma impecable y llenos de juegos vocales alucinantes, estuvieron conviviendo con la secta de Manson antes de que se produjeran esos asesinatos tan brutales que derribaron de un plumazo la era hippie, y varios miembros del grupo eran adictos a todo tipo de sustancias. Súmese a ello también problemas psiquiátricos muy graves y el resultado no es una banda angelical precisamente.

Pero ,evidentemente, no podemos quedarnos tan sólo con la actitud de una formación a la hora de valorar su trayectoria. La música cuenta bastante más, creo.

En el caso de la formación de los hermanos Wilson, siempre esgrimo como argumento de su talento musical una de las obras pop más grandiosas de todos los tiempos: el album Pet Sounds.

Fue en este disco cuando el inspiradísimo Brian Wilson declaró que estaba harto de componer canciones sobre chicas, sol y playa como churros y decidió dar todo lo mejor de sí mismo para crear una bora de arte que fuera capaz de superar a lo que en aquellos momentos hacían Beatles  y Stones.

Por supuesto, el resto del grupo protestó de forma airada ya que tenían que tocar temas de construcción compleja que nada tenían que ver con aquellos hits facilones del pasado. Fue tan grande la entrega por parte de Brian Wilson, que acabó perdiendo la cabeza prácticamente por completo.

¿ Mereció la pena un sacrificio de semejante calibre ? Por supuesto. Es de un nivel tan exhorbitante todo lo que suena en esta maravilla que podemos afirmar sin ningún miedo a exagerar que puede mirar cara a cara a textos sagrados como Sgt Peppers, Rubber Soul o Between The Buttons.

Sin lugar a dudas, Pet Sounds tuvo una importancia capital en la evolución de la música pop del siglo XX. Es más , podemos encontrar su alargada sombra en más de un grupo fundamental. Hasta el propio Paul Mc Cartney llegó a reconocer que tomaron prestada más de una idea de Wilson y compañía.

A ver si durante estos días vuelvo a escuchar otra vez temas tan bellos como Wouldn’t It Be Nice, God Only Knows o Sloop John B. Es tanta la energía vital que desprenden que hasta las nubes más grises acaban alejándose de tu mente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: