Archive for 31 diciembre 2010

Boney M

diciembre 31, 2010

Boney M no eran Led Zeppelin precisamente, ni su frontman era comparable a James Brown pero sus hits pegadizos te podían alegrar el día y hacer que tu cuerpo se moviera allá donde estuvieses.

Más de una noche apocalíptica en la que estabas rodeado a altas horas de madrugada de freaks seriamente ebrios sonaban Daddy Cool, Rasputin o Ma Baker y podías sentirte mucho mejor.

Algo que jamás entendí con ellos es que, pese a ser un montaje en toda regla, el público jamás les dio la espalda mientras que poco faltó para que Milli Vanilli acabaran ejecutados en la hoguera.

Es por ello que me he sentido hoy bastante triste con la noticia de la muerte de Bobby Farrel: esos movimientos chulescos y esa imagen hortera hacían que sin quererlo se te dibujara una sonrisa en tu rostro.

Descansa en paz, colega. Se te echará de menos.

 

 

 

Betty Blowtorch

diciembre 29, 2010

Está claro que uno tiene que intentar sacar el máximo jugo posible de la vida, ya que no tenemos una segunda oportunidad para poder corregir todo aquello que no nos salió bien o gozar de aquellas cosas que dejamos de lado en su momento porque no las considerábamos importantes.

Nos guste o no, llega un momento en que esa desgraciada de la guadaña vendrá a llevársenos, algo que a veces sucede con una celeridad brutal.

Un caso claro de ello fue la trayectoria de la banda hard rockera femenina Betty Blowtorch.

Este grupo de chicas rockeras lograron inyectar un buen chute de adrenalina a una escena musical en estado comatoso con Are You Man Enough, una obra robusta que  te viene de maravilla para poder enfrentarte a esa montaña rusa de sensaciones que es la vida diaria.

Bianca Butthole y sus colegas lo tenían todo para triunfar: riffs contundentes, estribillos que eran toda una declaración de principios, imagen impactante y la valentía de reivindicar a grandes iconos de los 80 como Motley Crue, Poison o Ratt.

Desgraciadamante, la muerte de Bianca y las tensiones internas acabaron con una banda que reivindicaba el legado de otras ilustres féminas rockeras como The Runaways o L7.

Creo que volveré a pinchar dentro de poco esta joya de la que jamás te cansas: sólo por escuchar a Vanilla Ice rapeando duro por primera vez en su vida vale la pena.

Amsterdam Discos

diciembre 29, 2010

Cada vez que visito Valencia con mis chicas, me encanta ir a ver todos aquellos sitios que me proporcionaron momentos inolvidables en el pasado.

Más de una vez me he quedado bastante jodido cuando uno de esos lugares era sustituído por un maldito todo a cien, una sucursal bancaria o un frío supermecado por el que vagan sin próposito alguno  almas en pena.

Es por ello que cuando compruebo que los viejos referentes continúan ahí imperturbables ante el paso del tiempo me siento muy contento.

Una tienda que procuro siempre visitar puesto que ha formado parte fundamental de mi educación musical es Discos Amsterdam. Resulta muy gratificante comprobar cómo en la era de las descargas ilegales en internet este refugio para melómanos continúa en pie más de 28 años.

Cuando ves todos esos vinilos con sus portadas que invitan a maravillosas fantasías o esas entrañables cassettes guarras que contenían aquellos conciertos que no habías podido presenciar en su día sabes que aún queda sitio para la pasión y el romanticismo en este mundo tan gris y uniforme.

 

Muertos de Risa

diciembre 28, 2010

Quiero romper una lanza en favor de una de las películas más injustamente vapuleadas en su día: Muertos de Risa, de Alex de la Iglesia.

Imagino que el título de esta obra singular produjo una gran confusión ya que más de uno esperaba encontrarse con la típica comedia chusca e intrascendente y acabó topándose con un drama lleno de odio, mala leche, humor negro y mal rollo que tenía la virtud de retratar a la perfección a esos duos humorísticos que reinaban en las televisiones hispanas y parecían uniones indestructibles cuando realmente se llevaban a matar.

Por lo que a mí respecta, pasé un rato bastante entretenido contemplando este film ya que, a diferencia de otros, sabía que no iba a ver una película de risa fácil. Aunque no sea de lo mejor que ha rodado este director, lo cierto es que Muertos de Risa logra mantenerte pendiente de la pantalla en todo momento, y eso no es poco, amigos.

Faith No More

diciembre 22, 2010

Otra de esas grabaciones más grandes que la vida a la que me encanta acudir siempre que puedo es Angel Dust, de Faith No More, posiblemente la banda más transgresora de los años 90.

Estos geniales lunáticos tuvieron el gran acierto de derribar esos muros que separan los estilos musicales y crear una de esas obras inmortales que jamás pierden su encanto y encandilan a millones de jóvenes ávidos de sensaciones trepidantes.

Toques de rap, descargas trashmetaleras, pasajes sinfónicos y baladas convivían sin que el resultado sonase forzado para nada. El loco de Mike Patton y sus esbirros juegan a descolocar al oyente al crear una obra de múltiples aristas que roza la perfección por momentos.

Aunque su anterior entrega en estudio era también bastante destacable, lo cierto es que gracias a Angel Dust me convertí en fan de estos tipos.

El problema con una muestra de arte de semejante calibre es que es bastante difícil volver a recrear esa magia. Así, sus siguientes trabajos, pese a no ser malos, dejaban mucho que desear. Ya se sabe, es prácticamente imposible evocar con absoluta fidelidad los momentos más significativos del pasado .

In the Court of the Crimson King

diciembre 22, 2010

Hablar de In the Court of the Crimson King, probablemente uno de los debuts más espectaculares de todos los tiempos e intentar describir toda su grandeza en la mayor medida de lo posible. ¡ Ahí es nada !

Mi fascinación enfermiza con este clásico viene ya de bien lejos cuando apenas tenía veinte años y descubrí esa portada  arrebatadora en una tienda de discos de vinilo en el entrañable barrio de Benimaclet.

Ya entonces estaba familiarizado con el nombre de King Crimson, puesto que tenía una enciclopedia del rock editada por el periódico El País, donde daban cuenta de la importancia de esta formación en la música de corte progresivo.

El halo fantasmagórico de las fotos de Robert Fripp, Greg lake y demás que acompañaban a dicho reportaje contribuía claramente a reforzar esa sensación intimidante que provocaba la contemplacion de semejantes colosos musicales.

Pocos años después, en la época de las tiendas de alquiler de Cds, decidí vencer los temores y adentrarme en las aventuras del rey carmesí. Siempre me han gustado los discos que te dejan absolutamente descolocados y en el caso de esta obra mis expectativas se vieron cumplidas con creces.

Desde el brillante ejercicio de jazz rock que es 21st Century Man hasta ese epílogo deslumbrante  sin respiración llamado In the court of the Crimson King,  te ve sumergido irremisiblemente  en un vaivén de sensaciones diversas que te dejan exhausto pero también feliz.

Es tan aplastante todo lo que suena y tan prodigiosa la interpretación a cargo de estos músicos cuya pericia resulta sencillamente aterradora que uno llega a preguntarse si semejante maravilla del mundo fue llevada a cabo por gente de este planeta o por seres alienígenas dotados de una inteligencia descomunal.

Cada vez que alguien me dice que el rock progresivo duerme hasta  a las ovejas, le reto a que sea capaz de entregarse en cuerpo y alma  a la experiencia crimsoniana, ya que estos tipos no han sido jamás creadores de temas facilones sino todo lo contrario: su música requiere un esfuerzo considerable por parte del oyente.

Si no te dejas intimidar y decides adentrarte en este fascinante univeros sonoro, te puedo asegurar que tednrás una de las experiencias más gratificantes de tu vida.

Howlin Rain

diciembre 21, 2010

Es una alegría enorme que por fin Valencia vuelva a ser un destino a tener en cuenta por gran parte de las bandas rockeras actuales.

Daba auténtica angustia que hasta hace poco el nombre de esta ciudad fuera exclusivamente a la maldita ruta del bacalao y que ningún artista medianamente digno quisiera actuar.

No sé si por es por el tema de las descargas ilegales por internet o qué, pero afortunadamente los aficionados a la buena música podemos tener la oportunidad de gozar de noches inolvidables.

¿ Quién me iba a decir que podría tener el privilegio de poder ver actuar a escasos metros de mí a colosos como Alice Cooper, Jason and The Scorchers, Marah …… ?

El pasado 16 de diciembre visitó la ciudad del Turia una de las bandas más prometedoras de la actualidad, Howlin Rain, otro de esos grandes ejemplos de retro rock que tanto nos llenan de placer a los que nos gustan los sonidos clásicos. Sus dos discos son brillantes puestas al día de la época psicodélica que enganchan al oyente.

Grandes músicos, como demuestra el hecho de que fueran teloneros de The Black Crowes y contaran con el mítico Rick Rubin en ese exhuberante Magnificent Fiend.

Me imagino que poder gozar de una banda de estas características en una sala pequeña como El Loco debió ser algo realmente mágico. Ojalá vuelvan por este país y pueda verlos, estoy seguro de que me regalarán una de esas noches históricas

 

Happy Birthday,Keith Richards

diciembre 20, 2010

Afortunadamente, no todo han sido malas noticias para el mundo de la cultura este año. Hace poco, sin ir más lejos, cumplió 67 años Mr. Keith Richards, uno de los músicos más carismáticos de todos los tiempos.

Sé que más de uno pondrá en duda su talento musical acusándolo de ser poco técnico a la hora de tocar la guitarra. Menuda chorrada: el viejo Kiff no es un el típico corrededos de turno o un prodigio de la técnica pero a la hora de ejecutar todos estos temas legendarios que ya conocemos lo hace con un feeling apabullante. No olvidéis que más de una vez el exceso de virtuosismo lleva a la muerte por asqueamiento.

Además, la sociedad compositiva junto a Mick Jagger ha sido de lo más acertado, ya que juntos han firmado centenares de himnos inmortales que han marcado a muchas generaciones y han conseguido que más de un chaval empiece a tocar la guitarra y venda su alma al rock con sumo placer.

Mi mujer y yo tuvimos la gran suerte de poder ver a estos tipos en directo y fue una de esa experiencias mágicas que jamás podermos olvidar en la vida. Pasad de las mismas tonterías que cada año suelta parte de la crítica con respecto a su estado de forma. Los Stones raramente decepcionan encima de un escenario y ojalá que sigan en esto durante mucho tiempo ya que el día que dejen de hacer música los echaremo mucho de menos.

Pet Sounds

diciembre 20, 2010

La mayoría de veces que he hablado con gente conocida sobre Beach Boys he tenido que oír los mismos topicos absurdos de siempre: que si eran un grupito poppie de usar y tirar, sus canciones eran horteradas surferas, ellos eran unos blandengues de cuidado.

Pues bien, las cosas no son lo que parecen: en primer lugar, sus temas surferos están construídos de forma impecable y llenos de juegos vocales alucinantes, estuvieron conviviendo con la secta de Manson antes de que se produjeran esos asesinatos tan brutales que derribaron de un plumazo la era hippie, y varios miembros del grupo eran adictos a todo tipo de sustancias. Súmese a ello también problemas psiquiátricos muy graves y el resultado no es una banda angelical precisamente.

Pero ,evidentemente, no podemos quedarnos tan sólo con la actitud de una formación a la hora de valorar su trayectoria. La música cuenta bastante más, creo.

En el caso de la formación de los hermanos Wilson, siempre esgrimo como argumento de su talento musical una de las obras pop más grandiosas de todos los tiempos: el album Pet Sounds.

Fue en este disco cuando el inspiradísimo Brian Wilson declaró que estaba harto de componer canciones sobre chicas, sol y playa como churros y decidió dar todo lo mejor de sí mismo para crear una bora de arte que fuera capaz de superar a lo que en aquellos momentos hacían Beatles  y Stones.

Por supuesto, el resto del grupo protestó de forma airada ya que tenían que tocar temas de construcción compleja que nada tenían que ver con aquellos hits facilones del pasado. Fue tan grande la entrega por parte de Brian Wilson, que acabó perdiendo la cabeza prácticamente por completo.

¿ Mereció la pena un sacrificio de semejante calibre ? Por supuesto. Es de un nivel tan exhorbitante todo lo que suena en esta maravilla que podemos afirmar sin ningún miedo a exagerar que puede mirar cara a cara a textos sagrados como Sgt Peppers, Rubber Soul o Between The Buttons.

Sin lugar a dudas, Pet Sounds tuvo una importancia capital en la evolución de la música pop del siglo XX. Es más , podemos encontrar su alargada sombra en más de un grupo fundamental. Hasta el propio Paul Mc Cartney llegó a reconocer que tomaron prestada más de una idea de Wilson y compañía.

A ver si durante estos días vuelvo a escuchar otra vez temas tan bellos como Wouldn’t It Be Nice, God Only Knows o Sloop John B. Es tanta la energía vital que desprenden que hasta las nubes más grises acaban alejándose de tu mente.

Captain Beefheart

diciembre 18, 2010

Desde luego, los aficionados al arte no paramos de recibir malas noticias. Esta vez nos ha dejado uno de los artistas más fascinantes de todos los tiempos, Captain Beefheart.

Este gran tipo puede jactarse de tener una amplia discografía de calidad sobresaliente en la que apenas encontramos algo mediocre. Pinchar obras tan fascinantes y rompedoras como Trout Mask Replica o Spotlight Kid es  uno de los mayores placeres que existen en este mundo.

Beefheart fue siempre un iconoclasta que no vacilaba a la hora de destrozar las convenciones musicales imperantes, dando lugar a experiencias auditivas únicas que desafiaban claramente al oyente obligándole a abandonar su rol pasivo.

Aunque su nombre no aparezca a menudo en las publicaciones musicales de gran tirada o los medios de comunicación, ha ejercido una gran influencia sobre muchos cantantes.

Por ejemplo, uno de sus herederos ha sido Tom Waits , como podemos ver en artefactos tan poderosos como Swordfishtrombones o  Bone Machine.

Aunque la obra de Beefheart es recomendable en su totalidad, a mí me vuelve loco Bongo Fury, un disco grabado a medias con Frank Zappa, otro genio loco entrañable.