Archive for 30 noviembre 2010

Motorhead

noviembre 30, 2010

 

Dentro de poco tendremos el gran privilegio de recibir la visita de una de las leyendas vivientes del rock, Lemmy Kilmister, líder de Mötorhead,  uno de los mejores grupos de rock de todos los tiempos.

Es absolutamente encomiable la trayectoria de este personaje único que, aunque tenga ya la friolera de 65 años, parece que haya firmado un pacto con el diablo puesto que continúa teniendo las mismas energías que cuando empezó su carrera musical.

Uno de los grandes méritos del bueno de Lemmy ha sido el poder crear un hard punk veloz y trepidante que ha atrapado a todo tipo de público: rockers, heavy metaleros, etc.  Además, siempre se ha mantenido fiel a sus principios y jamás se ha dejado seducir por la comercialidad burda.

Pude verlo en directo hace muchos años en Valencia y fue una de las veladas que recuerdo con más cariño. Lemmy y sus dos compañeros de aventuras sonaban tan contundentes que ni cien músicos podrían llegar a igualar semejante muestra de poder.

En fin, volveré a pinchar clásicos como Overkill, The Ace of Spades o No Sleep Till Hammersmith en homenaje a uno de los tipos más íntegros de este mundillo.

Buscando a Eric

noviembre 29, 2010

Hay gente que piensa que el cine debería ser tan sólo una vía de evasión de la realidad, afirmación con la que estoy absolutamente en desacuerdo.

Conste que soy de los que les gusta verse un buen film de fantasía de vez en cuando siempre y cuando esté bien rodado y haya una buena historia y unos personajes fascinantes. Para nada me apetecen esos films palomiteros llenos de efectos especiales sin ton ni son carentes de gracia.

Pero hay veces que también recurro al cine para poder informarme de lo que ocurre en este mundo por muy duro que sea. Evidentemente, no siempre tiene uno ganas de ver historias basadas en regímenes dictatoriales o que pinten la miseria a la que demasiado nos hemos acostumbrado por desgracia pero creo que este tipo de films es absolutamente necesario en los tiempos que nos han tocado vivir de pensamiento único y anestesamiento total por parte de la gente.

Es por ello que el sábado pasado decidí dedicarle mi atención a uno de los mejores cineastas, denostado por ciertos sectores de esta sociedad que consideran su propuesta panfletaria y desfasada: Mr. Ken Loach.

Jamás me ha decepcionado ningún film de este hombre, uno de los cronistas más brillantes de los problemas que aquejan a nuestra sociedad. Esta vez le tocó el turno a Looking for Eric, un film narrado con gancho en el que el autor  mezcla de manera muy acertada realidad y ficción a la vez que nos deleita con una historia de tintes sociales aunque más centrada en evocar sentimientos y conflictos individuales.

Todo ello es posible gracias a una legión de actores que son capaces de actuar con una naturalidad pasmosa. El hecho de que la mayoría de ellos no sean conocidos por la gran masa confiere a esta pequeña obra maestra un halo de autenticidad en toda regla.

En resumidas cuentas, Looking for Eric es una obra absolutamente recomendable para todos los amantes de las buenas historias contadas con criterio que podemos sentir como nuestras debido a su gran verosimilitud

Faith No More

noviembre 26, 2010

Aparte de la reunión de Soundgarden, otro de los reeencuentros dignos de celebrar ha sido el de Faith No More, un grupo que también contribuyó a hacer de la primera década de los año 90 una época memorable al escribir una serie de obras inmortales que hicieron mucho más llevadera la vida a millones de personas.

Si pensáis que exagero, intentad desconectar durante una hora de vuestra lucha laboral diaria y dedicad una hora a zambulliros en esa joya llamada Angel Dust. Es una de las experiencias más gratas que podéis llegar a experimentar.

Mike Patton y compañía tuvieron el gran mérito de dinamitar las fronteras entre géneros que hasta antes de llegar ellos a la fama se habían visto como campos claramente separados. Su propuesta carecía de prejuicio alguno: lo mismo tocaban fragmentos funk o psicodélicos que luego se descolgaban con toques trash metal.

Estuve muchísimo tiempo enganchado a Angel Dust, uno de esos discazos que tienen la gran virtud de mantenerte enganchado hasta el final sin que en momento alguno necesites tomar aire para poder seguir disfrutándolo.Qué pena que luego fueran incapaces de volver a invocar la magia de este album en entregas posteriores.

Hace poco volvió a reunirse la formación original para ofrecer una serie de conciertos irrepetibles en los que volvieron a dar lo mejor de sí mismos. Definitavemente, no se trataba del típico retorno por motivos alimenticios sin gracia alguna.

 

Whitesnake

noviembre 26, 2010

Fue un auténtico shock en mi adolescencia entrar en contacto con el universo Whitesnake tras contemplar el videoclip de Still of the Night, que me dejó noqueado por ese sonido tan metálico y esas imágenes impactantes.

Además, el hecho de ver a Coverdale rockeando tan duro también me dejó bastante perplejo ya que lo había escuchado anteriormente en su etapa purpleiana.

Fue entonces cuando decidí hacerme con el disco de la discordia, 1987. Hay quienes lo aman mientras que otros piensan que es un bodrio de mucho cuidado.

En mi caso, creo que se trata de una obra correcta aunque hay temas que no me acaban de matar. El guaperas del hard rock decidió apostar claramente por el mercado americano y la jugada le salió perfecta ya que vendió millones de discos. De hecho, casi todo hijo de vecino conoce esa balada letal llamada Is this Love

Como soy una persona inquieta decidí no quedarme de brazos cruzados y seguir investigando en la discografía de Whitesnake. Esas portadas tan atractivas que había contemplado en distintas tiendas de discos me dejaron muy impresionado así que empecé a escuchar discos como Come and Get It o Saints and Sinners.

Esta vez mi impresión del grupo cambió radicalmente: eso sí que era música llena de calidad con la que podía conectar fácilmente, blues rock de enorme calidad, lo cual no me extraña ya que David acertó de lleno al seguir contando con la ayuda inestimable de sus antiguos colegas Ian Paice y Jon Lord, a quienes se sumaron los imprescindibles Bernie Madsen yNeil Murray.

Hace tiempo que perdí la pista a Whitesnake pero siempre encuentro un momento para disfrutar de todo que grabaron hasta Slide It In, ya que me parece insuperable.

The Kids are allright

noviembre 25, 2010

Pocos recuerdos de mi adolescencia me resultan tan gratos de evocar hoy en día como la primera vez que vi The Kids Are All Right, de The Who.

En aquella época, el nombre de este grupazo me resultaba algo tremendamente remoto. Sabía por mi padre que habían tenido una importancia capital así que decidí hacerle caso. En un videoclub guarro de barrio encontré esta cinta llena de rock, disparates y una mala leche proverbial.

Algo que me sigue llamando la atención en esta pequeña obra maestra es la mala leche que demuestra el grupo británico en todo momento, tanto en sus explosivas actuaciones en directo como en ciertos momentos en que dan rienda suelta a su vena más sádica.

Increíble cuando el fallecido John Entwsitle se pone a jugar a tiro al plato con su colección de discos de oro, las burlas a los críticos sesudos o esa actuación inicial de la banda interpretando su celebérrimo himno My Generation en que se logran sacar de sus casillas a los presentadores y se les va la mano con la pirotecnia de tal manera que aquello no acaba en  tragedia de milagro.

En resumidas cuentas, un pequeño clásico del cine musical que me imagino irritará a todos aquellos que esperen ver una documental de gran rigor histórico.

Body Count

noviembre 24, 2010

No viene mal darse un buen chute de energía para poder enfrenarte bien a las vicisitudes dirias y nada mejor para ello que recurrir a uno de los discos más contundentes de los años 90, el debut de Body Count, una de esas maravillas que no han perdido para nada su contundencia y peligrosidad.

El rapero Ice-T tuvo el gran mérito de reunirse con una serie de músicos excepcionales para crear una de las más logradas fusiones entre rap y metal.

La calidad del disco es tan alta que resulta prácticamente imposible poder encontrarle alguna pega. Todo encaja en Body Count: textos comprometidos que meten el dedo en la llaga sin temor alguno, actitud desafiante, sonido metálico de gran calidad ………….

Alice Cooper on tour

noviembre 23, 2010

Fantastica noticia: el ínclito Alice Cooper vuelve de nuevo a este país para ofrecernos una serie de conciertos inigualables. A diferencia de otros compañeros de generación, nuestro héroe sigue en un estado de forma envidiable y sabe rodearse de músicos muy válidos que le han devuelto la ilusión por la música.

Las últimas tres entregas en estudio de Mr. Vincent Fournier son de lo mejor que ha hecho en mucho tiempo. Probad a escuchar The Eyes of Alice Cooper o Dirty Diamonds y comprobaréis que no exagero para nada, ya que son discos que ganan matices en sucesivas escuchas. Incluso su último album, Along Came A Spider, pese a no ser redondo, contiene elementos bastante destacables.

Os recomiendo que vayáis a ver a esta leyenda viva de la música si podéis. Hace tiempo pude verlo en uno de los lugares más entrañables de mi infancia, los Jardines de Viveros en Valencia, y fue una  de las experiencias más gratas de mi vida.

Montrose

noviembre 22, 2010

Todo aquél que quiera presumir de ser un fan del hard rock debería hacerse inmediatamente con una de las obras fundamentales de este género: el debut de Montrose, un pedazo de dinamita del que no sé por qué casi nadie se acuerda actualmente.

No es una cuestión que me preocupe excesivamente, ya que no me gustaría que esta exquisitez sonara como hilo musical en cualquier cutre centro comercial pero sí que me da cierta rabia que no se valore como es debido.

Quien tilde a Sammy Haggar de hortera total debería escuchar este album y tragarse sus palabras, ya que hay que reconocer que el tipo cantó aquí brillantemente mostrando glamour, rabia y actitud a raudales.

Fue una pena que su unión con el gran Ronnie Montrose apenas durara un par de discos, porque lo cierto es que podrían haber llegado ambos muy lejos pero, mira tú por dónde, acabaron quedándose a las puertas del éxito a nivel masivo.

De todos modos, no hay que darle excesiva importancia al tema ya que esta bomba hard rockera sigue sonando igual de demoledora que en su fecha de aparición. Dudo que haya muchos albums que tengan un inicio tan aplastante como Rock the Nation, un subidón de adrenalina de primera y mantengan el interés del oyente hasta el final con unas canciones tan llenas de energía.

Sin duda alguna, el debut de Montrose es todo un clásico a reivindicar por la gran energía y calidad que contiene. 

 

 

 

Hasta siempre, señor Berlanga

noviembre 20, 2010

Finalmente, llegó la hora de que uno de los mejores cineastas de este país, Luis García Berlanga, decidiera marcharse de este mundo para reunirse con su amigo Rafael Azcona.

Este tandem creativo irrepetible nos regaló algunas de las mejores películas de todos los tiempos como Plácido ( una corrosiva visión de la caridad hipócrita )  o Bienvenido Mr. Marshall ( una sátira impagable del Plan Marshall )

Como ya comenté en otra ocasión, me fastidia muchísimo que las obras de este creador estén tan infravaloradas porque,  para mi gusto, no tienen nada que envidarle a muchas obras maestras del Hollywood dorado.

Creo que toda lista que se haga con las mejores películas del séptimo arte que quiera considerarse seria y rigurosa debería incluir al menos un par de títulos de don Luis, al cual debemos dar las gracias por habernos proporcionado tan buenos ratos.

 

El regreso de Soundgarden

noviembre 20, 2010

Me alegro muchísimo de que el retorno de una de las mejores bandas de los años 90, Soundgarden, haya sido una experiencia inolvidable.  Según afirman aquellos que han tenido el privilegio de poder verlos en directo, la banda se encuentra en un gran estado de forma y está dejándose la piel allá donde va. Vamos, que reconforta mucho saber que esto no ha sido el típico comeback sin gracia alguna.

Mi fanatismo por esta banda empezó cuando pude ver en el canal televisivo Superchannel  el videoclip de Rusty Cage en aquellos momentos momentos en que mi familia se daba un descanso de los cutre tours de Francia ( lo siento, pero jamás le he visto la gracia a este tipo de eventos deportivos).

 Esos riffs  poderosos , ese chorro de voz descomunal de Chris Cornell y esa sección rítmica matadora a cargo de Ben Shepperd y Matt Cameron me dejaron tan alucinado que decidí hacerme  con Badmotorfinger inmediatamente.

Fue a partir de entonces cuando caí rendido a los pies de esta formación que tuvo la gran virtud de crear obras hard rockeras imperecederas deudoras de iconos fundamentales como Led Zeppelin o Black Sabbath manteniendo su personalidad en todo momento.

Ojalá que graben pronto un disco nuevo en toda regla. Tengo muchas ganas de comprobar si la vieja magia sigue ahí.