Archive for 29 junio 2010

The Amboy Dukes

junio 29, 2010

Amboy Dukes, formación de culto de los años 60, me traen recuerdos muy gratos: estaba haciendo una sustitución en un instituto del Maresme a principios de junio que fue absolutamente idílica.
Tenía segundos de bachillerato, que ya habían acabado las clases, y apenas quedaba un par de semanas para que finalizara la ESO.

Afortunadamente no tuve que hacer mucha faena, así que podía dedicar parte de mis horas libres a descargarme música ya que el Audiogalaxy estaba instalado en la sala de profesores.

Una de las canciones que más me impresionó entonces fue Journey to the Center Mind, de The Amboy Dukes, un portentoso ejercicio de rock psicodélico altamente adictivo.

No soy un experto en la trayectoria de este grupo aunque había oído hablar algo de ellos en revistas musicales y lo que más me llamó la atención fue la presencia de Ted Nugent en sus filas.

Para los que no lo conozcáis, se trata de uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos: poneos temas como Strangehold ( U2 han llegado a ser acusados de plagiarlo en Bullet the Blue Sky ) , Motorcity Madman o Cat Scratch Fever y veréis cómo no exagero.

Otra cosa es la dimension ¿ humana ? de este tío, que es para darle de comer aparte: cazador con artillería pesada, racista, xenófobo, amigo de Bush… un encanto, vaya.

No me extraña que no cuajase al lado de una pandilla de hippiosos entrañables como los Amboy Dukes, a los que acusó de drogotas.

En fin, polémicas aparte, escuchad tanto este Journey to the Center of the Mind, que a día de hoy sigue volándome la cabeza, como los primeros discos en solitario de The Nuge.

Anuncios

Cero en Conducta

junio 27, 2010

Dudo mucho que una película como Detroit Rock City ( titulada aquí Cero en Conducta ) sea objeto de estudio por parte de críticos sesudos o figure entre los más grandes tesoros de la historia del séptimo arte, lo cual me parece perfecto.

Este entrañable film es ideal para todo aquél que aún conserve la ilusión por la música rock, cosa que por desgracia muchos pierden al llegar a cierta edad, o ame todo lo relacionado con esa exhuberante etapa musical que fue la década de los 70.

La verdad es que puedes pasar un gran rato viendo las andanzas de esos teenagers fanáticos de Kiss que son capaces de cualquier cosa con tal de ver a su grupo en directo o disfrutando esa banda sonora llena de clásicos imperecederos ( uno de los momentos más emotivos del film es cuando suena Surrender de Cheap Trick ).

Mad Season, un proyecto prodigioso

junio 26, 2010

Hablemos de otro disco inmortal de los años 90: Above, de Mad Season, cuya adquisición resulta imprescindible para todo aquél que se precie de ser un gran amante de la música de aquella época.

Para aquéllos que no los recordéis o bien no habéis oído hablar de ellos, Mad Season fue la unión de parte de los mejores músicos de la época: Mike Mc Cready, de Pearl Jam, Layne Staley de Alice Chains y Barret Martin de Screaming Trees.
La flor y nata de la generación de Seattle, vaya. ( me niego a usar esa estúpida etiqueta llamada grunge ).

Este tipo de proyectos suele provocar bastantes suspicacias, ya que normalmente los resultados suelen ser bastante mediocres aunque, en este caso, el resultado fue fabuloso: diez temas deliciosamente oscuros con ecos blueseros ideales para ser escuchados a altas horas de la madrugada.

Uno de los momentos más alucinantes de este Above es Long Gone Day, la unión de dos de los mejores vocalistas de la generación Seattle: Layne Staley y Mark Lanegan.

Lástima que esta sobrenatural obra de arte no tuviera continuidad debido a las adicciones de algunos de sus miembros.

Bongo Fury

junio 25, 2010

Siempre me ha impuesto muchísimo respeto el gran Frank Zappa.
Nunca sabes lo que te espera cuando por fin decides adentrate en el universo creativo de este genio: igual te obsequiaba con discos brillantísimos que te mataba de asco con marcianadas intragables que sólo él era capaz de entender.

Al primer grupo pertenece Bongo Fury, un trepidante disco en directo lleno de temas sorprendentes grabado junto con otro personaje estrámbotico: Captain Beefheart, uno de los músicos más rompedores de todos los tiempos e influencia fundamental para el Tom Waits más experimental.

Sabido es que a Zappa siempre le encantó poner a prueba la paciencia de sus oyentes pero en este caso estuvo bastante comedido pues esta maravilla, cuyos giros inesperados son de agradecer,  resulta bastante asequible y adictiva.

Everything is Illuminated

junio 25, 2010

Después de haber leído a los más grandes escritores norteamericanos, me cuesta muchísimo encontrar a algún escritor actual que resulte rompedor.

Con todo, me llevé una gran sorpresa cuando cayó en mis manos el debut de Jonathan Safran Foer: Todo Está Iluminado, una fantástica novela sobre el nazismo en la que el autor mezcla realidad y fantasía, humor y tragedía,  juega con los saltos temporales con una maestría sólo al alcance de los más grandes y crea unos personajes
inolvidables.

Recomendable es también su versión cinematográfica aunque hay que tener en cuenta que sólo cubre una pequeña parte del vasto universo del libro, lo cual es comprensible.

Delicatessen

junio 25, 2010


Delicatessen es una rara avis dentro del cine francés. Aquí el espectador no se encontrará en momento alguno con tostones metafísicos sino con una brillante película llena de humor negro y ternura que podemos considerar un clásico en toda regla.

Jeunet y Caro acertaron de lleno al crear una historia adictiva llena de personajes estrámboticos pero entrañables que jamás te cansas de ver, ya que cada vez descubres nuevos detalles.

Roxy Music Live

junio 22, 2010

Sigo flotando en una nube tras el majestuoso concierto con que nos obsequiaron Roxy Music el sábado pasado en el festival Sónar. Hacía mucho tiempo que deseábamos ver a Bryan Ferry, Andy Mc Kay , Phil Manzanera y Paul Thompson en un escenario.  Hace algunos años tuve la ocasión de verlos pero la pereza me invadió y dejé pasar la ocasión. Un error fatal, ya que con estas bandas nunca se sabe si tendrás la oportunidad de verlos de nuevo. Por suerte, el destino nos fue favorable esta vez y pudimos disfrutar de su clase y elegancia casi al lado de casa.

Se ha comentado ampliamente que Roxy Music no encajaban en este festival y hay hasta quien los ha acusado de estar ya caducos a diferencia de otros ¿ músicos ? que actuaban en él. No sé si estas mentes preclaras se habrán dado cuenta de que los primeros discos de la banda han sido muy influyentes por el inteligente uso de elementos electrónicos que hay en ellos.  Yo hubiera preferido haber visto a los británicos en otro lugar más apropiado y con mucho más tiempo para actuar. Es irritante que apenas pudiéramos disfrutar una hora y cuarto de ellos cuando deberían haber tocado al menos dos horas ( eran lo mejor del Sonar con diferencia).

Cuando empezaron a sonar las primeras notas de Re-make/ Re-model una felicidad indescriptbile se apoderó de mí. Este es uno de los temas por los que siento más cariño ya que con él descubrí los exhuberantes discos setenteros de Roxy Music, obras de arte a la altura de Bowie, Queen, Zeppelin y otros colosos del rock.

Tras este magnífico comienzo, fueron cayendo uno tras otro bellos poemas sonoros como Out Of the Blue, Song for Europe, esa maravillosa oda electrónica llamada Ladytron,  If There’s Something , Love is the Drug , Editions of You y Do The Strand, un bello punto final para un concierto mágico. Como se puede ver, el repertorio del concierto estuvo mayoritariamente basado en la etapa setentera del grupo aunque hubo dos guiños a los años 80: While my Heart is Still Beating y la elegante versión de Jealous Guy, donde Andy Mc Kay nos deleitó con uno de los solos de saxo más bellos de la historia de la música.

Ojalá que vuelvan pronto por estas tierras y podamos disfrutar de un concierto más largo porque la verdad es que todos los asistentes nos quedamos con ganas de mucho más.

Paul Auster

junio 19, 2010

Paul Auster puede jactarse de poseer una trayectoria literaria de altísimo nivel.  Pocos escritores tienen tanta maestría como él a la hora de construir historias fascinantes que te mantienen en vilo así como un estilo brillante que, bajo una apariencia sencilla, sugiere mucho al lector.

Una de sus obras que más me impactó fue La Música del Azar, una hipnótica parábola sobre el poder en la que dos tipos deciden retar a una pareja de nuevos ricos a una partida de poker cuyos efectos son catastróficos. Estos dos entrañables buscavidas acaban perdiendo su libertad y se convierten en esclavos vitalicios de dos millonarios absolutamente despiadados que piensan que por el hecho de tener dinero pueden hacer lo que les viene en gana.

Esta novela está tan brillantemente escrita y el retrato de personajes es tan convincente que es imposible no sentirte angustiado ante la tremenda condena a la que se que ven abocados sus protagonistas.

José Saramago

junio 19, 2010

Tras haber pasado una gran verbana con mi mujer y mi hija mayor, me encontré con una noticia muy triste ayer noche al llegar a casa: el fallecimiento del escritor portugués José Saramago a los 87 años.

Además de un escritor de gran altura, fue también una persona comprometida que siempre denunció los excesos del poder y luchó en favor de los más desfavorecidos, es decir, una especie de artista en extinción.
Hasta siempre, maestro.

Afghan Whigs

junio 17, 2010

Otra banda imprescindible de los años 90: Afghan Whigs.
Publicaron dos grandes discos: Gentlemen y Black Love, dos maravillas en las que el grupo combinó de manera magistral la furia del punk con los lamentos desgarrados del soul.

A diferencia de sus compañeros de generación, cuidaron muchísimo su imagen.
Qué pena que se separaran por falta de éxito porque tenían muchísimo talento como compositores.