Archive for 26 febrero 2010

Meat Loaf

febrero 26, 2010

Bat Out of Hell, de Meat Loaf, es un disco bigger than life, una de las experiencias más intensas que uno puede llegar a tener.

Gracias a su sonido nítido, poderoso y grandilocuente, se convirtió en uno de los álbumes más vendidos de los años 70.

Además, sigue manteniendo su frescura hoy en día: jamás me canso de escuchar maravillas como Bat Out of Hell, You Took the Words Right Out of my Mouth o Paradise by The Dashboard Light.
Esto es lo que yo llamo romanticismo bien entendido:la exaltación de la pasión sin caer en la cursilería.

Anuncios

Smoke, un film mágico

febrero 25, 2010

Siempre es un buen momento para volver a entrar en una pelicula tan especial como
Smoke, de Wayne Wang, cuyo guión escribió Paul Auster, uno de los mejores escritores americanos actuales.

El reparto de este film tira de espaldas:Harvey Keytel ( dando toda una lección de maestría en su papel de Augie Wren ) , William Hurt , Forrest Whitaker o Stockard Channing ( sí, la entrañable Rizzo del film Grease fue capaz de hacer un papel dramático y salir victoriosa).

Wang y Auster crearon unos personajes inolvidables que, pese a sufrir constantemente los golpes de la vida, intentan salir adelante con dignidad.

Si hubiera que hacer un ranking con las mejores películas de los años 90, Smoke ocuparía las primeras posiciones sin discusión alguna.
Pocas veces una historia logra atraparte tanto.

The Answer

febrero 24, 2010

La existencia de una banda de las características de The Answer es una gran alegría para todos aquellos que amamos el rock duro.

Hacía tiempo que no salía un grupo realmente rompedor de Irlanda, ese maravilloso país que nos ha dado artistas de gran categoría como Rory Galagher, Thin Lizzy, Gary Moore o U2 ( hasta el Achtung baby, claro ).

Sus dos obras en estudio, Rise y Everyday Demons, nos muestran a unos músicos sobrados de talento y feeling que mezclan hard rock y blues con un desparapajo digno de los más grandes.

Ello les ha valido tener el honor de ser teloneros de AC/DC en la última gira de la banda australiana.
Lamentablemente, no pude ver a Cormac Mc Neeson y sus colegas en directo pero algunos de los que tuvieron la suerte de presenciar este doble cartel histórico aseguran que los iralandeses no se lo pusieron nada fácil a Angus y compañía.

Bad English

febrero 22, 2010

Acabo de recibir uno de los discos más elegantes de finales de los años 80, el debut de Bad English, una superbanda formada por músicos excepcionales: John Waite , uno de los cantantes con más clase que hay en este mundo, el prodigioso guitarrista Neal Schon, el teclista Jonathan Mc Cain, el bajista Rick Philips y el batería Dean Castronovo.

Bad English es esa clase de discos con mucha clase cuya brillantez es tan grande que no te cansas de oírlo porque cada vez descubres nuevos detalles en él.

Estos músicos supieron encontrar el equilibrio perfecto entre rock y comercialidad y supieron tratar del amor y sus efectos colaterales sin caer en ningún momento en lo empalagoso,  lo cual suele ser difícil.

Posteriormente, Bad English grabaron otro gran disco  lleno de temas excepcionales. Lástima que la historia acabara aquí, aunque ya se sabe que lo bueno si breve dos veces bueno.

John Coltrane

febrero 22, 2010

Mi santísima trinidad del Jazz está formada por Charlie Parker, Miles Davis y el genial John Coltrane.
Sé que me dejo muchísimos nombres imprescindibles en el tintero pero estos tres colosos son los que más me han impresionado.

El jazz nunca ha sido mi estilo musical favorito aunque reconozco que es genial poder perderte durante horas en sus mágicos laberintos.
Este tipo de música siempre ha ido asociado a tugurios llenos de humo y alcohol y personajes nocturnos estrafalarios, y eso es muy grande.
No hay gran cosa que comprender en este estilo a nivel técnico: tan sólo hay que dejarse llevar por las sensaciones que despierta en ti.

Y ni mucho menos es ” música de negros que te come la cabeza “, tal como la describió un antiguo compañero de juergas que no andaba sobrado de intelecto precisamente.

Una de las obras jazzísticas que siempre me gusta revisar es A Love Supreme, de John Coltrane, un artista de gran talento que supo derribar barreras y crear un estilo único.

Este disco es una celebración espiritual de la grandeza de la vida que difícilmente dejará impasible a nadie.
Las piruetas con el saxo de Coltrane, el piano de Mc Coy Tyner, la destreza de Jim Garrison con el bajo y los ritmos aplastantes a cargo del batería Elvin Jones han marcado a varias generaciones hasta el punto de que esta obra maestra ha sido tan vendida como una grabación de rock.

Toilet Boys

febrero 19, 2010

Levantarse a las 6 de la mañana casi todos los días para ir a tu trabajo puede resultar bastante agobiante, sobre todo si te tienes que enfrentar a algunos alumnos problemáticos después de un viaje en transporte público interminable.

Por suerte, una buena dosis de música te ayuda a sobrellevar la lucha diaria.
El tipo de música que escucho suele ir bastante en función del estado anímico que esté atravesando.
Hay veces que me apetece música de corte intimista como Nick Drake o Anthony and Johnsons pero en otros momentos lo que te apetece es un buen chute de hard rock de primera.

Probad a poneros el primer disco de Toilet Boys, Come and Get It, a todo volumen y os veréis capaces de coger el toro por los cuernos.

Siempre he sentido una gran predilección por esta banda. Había visto reportajes sobre ellos en la revista Popular 1 y siempre me había llamado la atención su impactante imagen y puesta en escena en la que destacaba de manera especial su frontman, el andrógino Miss Guy.

Come and Get It es el disco ideal para una fiesta salvaje llena de sexo y rock and roll.
Me da igual que digan que no suenan a nada nuevo, su rock duro sin concesiones resulta una bocanada de aire fresco fabulosa.

Pero lo mejor del grupo es indudablemente su directo:una fiesta por todo lo alto en la que las guitarras suenan poderosas y donde no faltan toques de  pirotecnia.
Pude verlos dos veces y lo cierto es que dejaron muy buen sabor de boca.
En su primer concierto, pude llegar a charlar con ellos al terminar su actuación.
El detalle cachondo fue que Miss Guy le echó el ojo a un colega mío.

Unos meses más tarde, volví a verlos en la sala KGB.
Ya sabéis lo horrenda que es la acústica de este sitio. Suerte que los americanos se supieron defender muy bien.
Con todo, lo más rockero y desfasado de la experiencia tuvo lugar después de dicho concierto.

Un grupo de fans fuimos a un pub que quedaba cerca y la que se montó allí fue tremenda: el alcohol corría a raudales, hubo conatos de pelea…..
En definitiva, una experiencia inolvidable.

Si este año tenéis oportunidad de ir al festival Azkena Rock, no dejéis escapar a Toilet Boys.
Su incendiario directo vale la pena.

Un regalo genial para niños

febrero 15, 2010

Uno de los dilemas más grandes que tenemos en esta sociedad dominada por las nuevas tecnologías es qué regalar a un niño.  Cuando yo tenía pocos años,  disfrutaba con los comics de Spiderman, los 4 Fantásticos y demás iconos de la factoría Marvel así como de libros juveniles.

Me imagino que esto que escribo le debe sonar a chino a más de un crío de hoy en día, hasta el punto de que acabará mirándome con la misma extrañeza con que se contempla a un dinosaurio. Ya se sabe, los móviles, las miniconsolas y demás han acabado imponiendo su ley.

De todos modos, yo sigo creyendo en la magia del libro de toda la vida. Pocas experiencias son tan gratificantes y te dan tanto a cambio de nada como un buen libro.

Uno de los libros que más me han gustado es En el Mar de la Imaginación, de Rafael Calatayud, joven escritor que se ha llevado merecidamente varios premios con esta magnífica obra, en la que se nos revela como un autor imaginativo que utiliza un estilo brillante.

Las imágenes que acompañan el libro son también de gran calidad y contribuyen a reforzar el aura mágica de este viaje hacia la imaginación, un bonito don que por desgracia acabamos perdiendo cuando llegamos a la edad adulta.

Ya sabéis: si tenéis dudas sobre qué regalar a un niño, yo no me lo pensaba. Este libro es ideal para adentrarse dentro de él y perder el contacto con la rutina durante un tiempo.


William Blake

febrero 14, 2010

William Blake ha sido uno de los poetas más fascinantes de todos los tiempos.
Su obra poética destaca por su originalidad ( se le considera un precursor del verso libre ) y su fuerza expresiva.

Enemigo de la tiranía, defendió la libertad del individuo con gran ardor y mostró una fuerte oposición a todo tipo de convencionalismo.

Blake ha ejercido una gran influencia en miles de artistas.
Un ejemplo de ello es el hecho de que el grupo de rock The Doors tomó su nombre de unos versos suyos.
Y es que Jim Morrison siempre tuvo al genial poeta británico como referente en su obra poética.

Hace poco me he hecho con una antología de los poemas de Blake que espero degustar con tranquilidad.

Golden Smog

febrero 13, 2010

Uno de los discos más bellos de 1998 fue Weird Tales de los americanos Golden Smog, un supergrupo formado por ilustres personalidades del rock americano como Gary Louris ( miembro de los injustamente infravalorados The Jayhaws ) , Jeff Tweedy ( integrante de Wilco ) o Dave Pirner ( de Soul Asylum ).

Siento un gran cariño por esta obra, ya que va ligada al inicio de la etapa más feliz en mi vida: mi estancia en Barcelona como profesor.

Desde el principio me encandiló su maravillosa portada. Nada más verla, me imaginé que lo que sonaba dentro sería maravilloso.
Por suerte, no me equivoqué: Weird Tales es un disco elegante lleno de temas fabulosos con sabor a folk rock de primera ( ¡ cuántas veces nos hemos lanzado a comprar un disco embelsados por su portada y luego nos hemos llevado un tremendo chasco al ver que no tenía calidad alguna !).

Hace años vinieron a LLeida a tocar en directo pero tanto mi mujer como yo no pudimos verlos  (incomprensiblemente nos privaron de su presencia en Barcelona).
Fue una pena porque estoy seguro que se trató de una experiencia inolvidable.
En fin, ojalá vuelvan por aquí aunque la cosa parece bastante difícil.

Tom Waits

febrero 11, 2010

Tom Waits se ha ganado merecidamente un lugar en el olimpo del rock.
No todo el mundo es capaz de publicar grandes discos durante más de 30 años y mantener el factor sorpresa.

Y es que eso es lo grande de Tom: siempre ha seguido su propio camino sin hacer caso de las modas del momento y jamás ha publicado mediocridad alguna.
Sus últimas obras poseen una originalidad deslumbrante pero creo que sería un error olvidarse de sus inicios artistícos.

Otro fabuloso regalo que recibí en Navidades fue el debut del genio de Pomona: Closing Time, uno de los discos más bellos que se han escrito sobre el amor y los tugurios nocturnos en clave de blues regado por litros de alcohol.

Las canciones que conforman esta exquisitez son fabulosas aunque el tema que sigue estremeciéndome hoy en día es, sin duda alguna, Martha, que nos narra una conversación telefónica entre dos antiguos amantes con un dramatismo sobrecogedor.

Ojalá Tom Waits siga alegrándonos la vida durante muchos años más con su arte. Gente como él es imprescindible en unos tiempos en que no andamos sobrados de grandes artistas precisamente.